15 de febrero de 2013 10:38 AM
Imprimir

Soja de segunda, la más necesitada

El maíz tardío también requiere del aporte de agua. En el norte, el estado de los cultivos va de regular a malo.

En los últimos días se han registrado algunas precipitaciones en la región pampeana, donde las condiciones seguían siendo inestables y permiten esperar continuidad en las lluvias (mirá el gráfico). 

Hasta el cierre del presente informe, los aportes eran muy variables en lo que hace a su distribución y volumen; en general no fueron muy abundantes. Por este motivo se espera que ocurran precipitaciones más generalizadas y de montos significativos, para terminar con las deficiencias y recuperar las reservas de agua del suelo, que han venido observando un descenso en la mayor parte de la región.

De todas maneras, el agua caída significa un alivio a la situación, aunque sea transitorio y permite esperar por nuevos aportes.

 

Los cultivos que más están sintiendo las deficiencias hídricas son los de reciente implantación. Los de siembra temprana o de primera, en muchos casos, han logrado pasar el período crítico con buena humedad, como ha sucedido con el maíz. En cambio para la soja de primera, el panorama es más variable y algo más complicado.

Tanto para el maíz de segunda, como para la soja de segunda, la situación se ha tornado más desfavorable y dependen ambos cultivos de la ocurrencia de lluvias en breve.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *