15 de febrero de 2013 10:59 AM
Imprimir

Crece el malestar en el campo que hoy empieza a definir una protesta nacional

Pehuajó será centro del malestar rural, en el inicio de una serie de asambleas que puede terminar en un paro nacional, en marzo. Yauhar dijo estar dispuesto a dialogar.

La apuesta está lanzada: que en Pehuajó se reúnan varios miles de productores agropecuarios para demostrar la fuerza, y el cansancio, del sector, de cara al eventual lanzamiento de una medida de fuerza. Aunque las bases productivas y dirigentes seccionales y provinciales presionan para que del encuentro de hoy surjan medidas de fuerza directas, los líderes de la mesa de enlace plantearon el encuentro con los productores como el inicio de una serie de reuniones, en distintas zonas productivas, que terminarán hacia el mes próximo en alguna medida.
Los líderes de las cuatro entidades agropecuarias encabezarán la asamblea de Pehuajó, a partir de las 11, en el predio rural de esa ciudad bonaerense, fuertemente castigada por las inundaciones desde agosto pasado y donde la cosecha estará por lo menos 30% por debajo del ciclo previo dadas las malas condiciones climáticas.
La idea de los presidentes de Sociedad Rural, Luis Etchevehere; de Federación Agraria, Eduardo Buzzi; de CRA, Rubén Ferrero; y de Coninagro, Carlos Garetto, es escuchar los reclamos de los productores y sus propuestas. E ir configurando un escenario de protesta para este año electoral.
Pero esa intención chocará de frente con el exacerbado malhumor de las bases, que ya se había hecho sentir en Junín, a principios de enero, que no contó con representantes nacionales de las entidades. Días después de ese encuentro, en el que se exhortó a la mesa de enlace a ir a una protesta, los líderes rurales postergaron cualquier definición y volvieron a apelar al diálogo con el Gobierno, aun siendo concientes de que el llamado, y menos en período vacacional, no llegaría. A ese malestar en ascenso por la falta de respuestas a reclamos ya históricos (fin de intervención a los mercados de trigo, maíz y carne, entre otros) y por el alza de impuestos en todas las jurisdicciones, se sumaron la semana pasada las intimaciones de la AFIP –adelantadas el viernes último por El Cronista– para que los productores declaren cuánta soja tienen en su poder.
“Mañana, los productores en forma masiva podremos expresar nuestra bronca, claramente y sin temor alguno le diremos basta a esta política agropecuaria. Llegó la hora de clavar el talón, éste será el primer paso”, remarcó Buzzi.
Etchevehere, a su turno, coincidió en que Pehuajó será un primer escalón. “La semana que viene estaremos en Chaco, luego Santa Fe, y así por todas las provincias. No tomaremos medidas concretas, sino que empezaremos a ver los pasos a seguir en las vías de reclamo al Gobierno”, apuntó.
Uno de los reclamos de los ruralistas pasa por ser escuchados por el Gobierno. Etchevehere definió como “menos diez” a la relación de las entidades con el ministro de Agricultura, Norberto Yauhar, a quien acusan de no tener interés en recibirlos.
Desde la cartera agropecuaria, recalcaron que Yauhar convocará en las próximas semanas a las entidades, aunque por separado. “En marzo habrá una nueva convocatoria para discutir los problemas que tienen. Pero por separado, porque cada entidad tienen naturaleza y problemas diferentes”, comentaron colaboradores de Yauhar. Y reseñaron que el año pasado hubo en junio y agosto citas con fecha y horario, para cada una de las cuatro entidades rurales, que resolvieron no asistir.
“Las puertas del Ministerio están abiertas. Los dirigentes tienen la oportunidad de escuchar a los productores en Pehuajó y transmitirle al ministro sus necesidades. Queda en ellos ver qué hacen”, comentaron en Agricultura.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *