15 de febrero de 2013 00:48 AM
Imprimir

Fondo brasileño compra Heinz por u$s 28.000 M

Nueva York - La empresa de inversiones del multimillonario estadounidense Warren Buffett, Berkshire Hathaway Inc, y el fondo brasileño 3G Capital anunciaron la compra a la firma de la empresa de productos alimenticios H.J. Heinz Co por u$s 23.200 millones en efectivo, anunció ayer el productor de mostaza y kétchup.

Incluyendo deuda, Heinz valoró el acuerdo en u$s 28.000 millones y lo calificó como el más grande en la historia de la industria alimentaria. La compra combina las ambiciones de 3G en el sector con la búsqueda de Buffett de oportunidades para expandirse.

Berkshire y 3G pagarán u$s 72,5 por acción, lo que representa una prima del 19 por ciento y un récord para los títulos de Heinz.

La sorpresiva compra satisface, al menos en parte, su búsqueda de expandirse a través de adquisiciones. El magnate quedó frustrado en 2012 por el colapso de dos acuerdos que superaban los u$s 20.000 millones.

Buffett dijo ayer que la parte de Berkshire en la compra de Heinz era de entre u$s 12.000 millones y 13.000 millones en efectivo, por una combinación entre acciones comunes y preferenciales.

Berkshire Hathaway ya cuenta con una variedad de activos en la industria de alimentos, incluyendo la cadena de helados Dairy Queen, la chocolatería Sees Candies y la distribuidora McLane. Buffett, conocido por su devoción a las hamburguesas con queso, bromeó sobre los productos de Heinz al decir que éste era “mi estilo de acuerdos”.

La asociación de Berkshire con un fondo de inversión privada no es algo inusual, aunque históricamente las compras de Buffett han sido financiadas por cuenta propia. El magnate y el fundador de 3G, Jorge Paulo Lemann, se conocen desde hace años y Buffett dice que Lemann se le acercó en diciembre con la idea de adquirir Heinz.

Para 3G, una firma poco conocida con raíces brasileñas, la adquisición es un complemento natural a su inversión en la cadena de comida rápida Burger King, la cual compró a fines del 2010 y en la que todavía posee una importante participación.

Lemann, un financista de nivel global con raíces en Suiza, hizo su fortuna a partir del sector bancario y ganó notoriedad por ayudar a completar acuerdos que finalmente formaron al conglomerado cervecero AB InBev.

3G será el operador de Heinz cuando el acuerdo esté completo y la compañía seguirá teniendo su sede en Pittsburgh. Berkshire y 3G prometieron que mantendrían los compromisos filantrópicos de la empresa en la ciudad estadounidense.

Pero no estuvo claro de inmediato si el presidente ejecutivo Bill Johnson permanecerá en su cargo. Apenas el quinto ejecutivo en liderar la compañía en su historia, Johnson es ampliamente conocido por impulsar el reciente crecimiento de Heinz.

La compañía, conocida por sus botellas de kétchup además de por otras marcas como las papas congeladas Ore-Ida, ha incrementado sus ingresos netos en los últimos ocho años fiscales consecutivos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *