16 de febrero de 2013 11:36 AM
Imprimir

Soja, pintaba para récord, pero vino la sequía

Lejos se está de lograr los 57 millonesde toneladas de soja estimados al comienzode la campaña; en cambio se esperan, en general,buenos rindes de maíz.

 

  

 

Todo pintaba para un récord sojero. Se había arrancado con todo, la humedad ayudaba, se aplicó el paquete tecnológico necesario, pero el mes pasado reapareció la sequía y hoy lejos se está de llegar a los 57 millones de toneladas que la Asociación de la cadena de la Soja Argentina (Acsoja) había vaticinado en coincidencia con las estimaciones del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA). En consecuencia, hoy la Bolsa de Cereales de Buenos Aires hace una estimación de 50 millones de toneladas.

Distinto es el caso del maíz, el otro actor estelar de la campaña gruesa. Si el clima se acomoda los rendimientos nacionales podrían llegar a estar en el nivel récord (que según el Ministerio de Agricultura fue de 7812 kilos por hectárea en la campaña 2009 / 2010), o aun por encima, dicen en la Asociación de Maíz y Sorgo Argentino (Maizar).

Según la Bolsa de Cereales porteña la cosecha de maíz de esta campaña será de 25 millones de toneladas y se transformaría en la mayor producción de las últimas 13 campañas, según la entidad.

Pero sin duda es una campaña de granos gruesos atípica porque casi convivieron la inundación y la sequía, y se espera “mucha variabilidad en los rendimientos”, señaló la Guía Estratégica para el Agro (GEA), de la Bolsa de Comercio de Rosario.

“Estamos frente a una campaña que comenzó con mucho optimismo por la reserva de humedad de los suelos. Luego esa misma humedad trajo varios problemas (labores, falta de piso, atraso en las siembras, dificultad para ingresar a los lotes con maquinaria y resiembra de muchas hectáreas) y ahora estamos ante un escenario crítico por falta de lluvias y de humedad. Adicionalmente, el control de malezas, insectos y enfermedades fue más difícil y aún faltan las de fin de ciclo”, dijo Guillermo Villagra, de la consultora Openagro.

Según Alejandro Vejrup, de Globaltecnos, los cultivos sembrados en fecha muestran, en términos generales, un muy buen desarrollo y se pueden esperar muy buenos rindes. “Sin embargo, fueron afectados en alguna medida por la falta de precipitaciones y las elevadas temperaturas y de ahora en más todo dependerá de la cantidad de lluvias que caigan en estos días”, señaló.

Agregó que según una encuesta realizada por Globaltecnos, el 32% de la soja fue sembrada fuera de fecha óptima y que el 35% del maíz corresponde a siembras tardías, “disminuyendo los rindes potenciales”.

Cerca del mínimo

“Hoy estamos muy cerca del mínimo”, dijo Rodolfo Rossi de Acsoja, respecto de los rendimientos. “Hasta hace unos días hablábamos de una banda de entre 2670 kilos por hectárea a 2850 kilos, pero estamos cerca del mínimo”, señaló.

 La soja es el principal cultivo de la Argentina. “Arrancamos con todo. Las condiciones iniciales de la campaña eran excelentes, pero el partido de la soja empieza a jugarse el 15 de enero -dijo Rossi-, y el mes pasado se caracterizó por las excesivas temperaturas, mínimas precipitaciones en la mayor parte de la zona central y mesopotámica.”

En definitiva, Rossi dijo: “No vamos a llegar al récord que esperábamos”. Estima que se van a cosechar 51 millones de toneladas “contra los 57 millones que calculamos nosotros y el USDA”, y concluyó que dependerá del clima de las próximas semanas que estos rindes puedan subir levemente o tener una caída.

En ese sentido, el GEA señaló que había pronósticos de lluvias que se extenderán hasta el fin de semana inclusive, pero en general estarían centradas en el sudeste de Buenos Aires, llegarían al norte y sur de Santa Fe, “pero no tendrían ni la cobertura necesaria para aliviar a la región pampeana, ni el volumen para cubrir la demanda de la soja”.

Optimismo

Respecto del maíz, el director ejecutivo de Maizar, Martín Fraguío, dijo que “las siembras de primera están excelentes, y mejor que las tardías o de segunda. Arrancaron con mucha humedad en el perfil y lo mantuvieron durante gran parte del cultivo, incluída la floración -período crítico para el maíz-; la sequía es probable que tenga poco impacto en el rendimiento de estos cultivos”. Agregó el directivo que en los maíces tardíos la floración está empezando y necesitan agua “sí o sí” para lograr un buen nivel de rendimiento. Pero recalcó que “si el clima se acomoda, los rendimientos nacionales podrían llegar a estar en el nivel récord, que, según el Ministerio de Agricultura, fue de 7812 kilos por hectárea en la campaña 2009/2010, o aun por encima”.

En Buenos Aires

Para el asesor de CREA Julio Lieutier, la zona donde él trabaja, que abarca los partidos de Junín, Chacabuco y Chivilcoy, el maíz de siembra temprana (que representa un 50 por ciento de la siembra del cereal en esa zona) “está muy bien, pero no con las expectativas superlativas que se tenían a fin de año”.

Estimó que estará en un 10 por ciento de aquellos primeros cálculos y esperan rindes del orden de los 90 a 100 quintales por hectárea (cuando el promedio regional es de 85 quintales). En maíces tardíos dijo que “hay de todo”.

La soja de primera se sembró con 30 días de atraso, lo cual repercutirá en menores rendimientos, aunque no quiso aventurar cifras. En cuanto a la de segunda, las que sembraron primero “están lindas y prometen, mientras que las que se sembraron después recién están floreciendo, “pero falta mucho para hacer una estimación”, finalizó Lieutier.

Para el sudeste bonaerense, el productor Marcelo Carrique dijo que los rindes esperados son en maíz temprano 85 qq/ha, sojas de 1a entre 30 y 32 qq/ha y sojas de 2a alrededor de los 15 qq/ha.

“En términos generales las siembras de primera están en mejores condiciones que las de segunda, básicamente por haber recibido un buen régimen de lluvias, más allá de la superficie perdida por exceso hídrico (un 10% aproximadamente)”, concluyó Carrique.

  • En el sudoeste bonaerense los cultivos de maíz y soja tardíos están muy complicados, bajando más del 20 por ciento del rendimiento esperado. Hay lotes de soja perdidos en Tucumán, Santiago del Estero y Chaco
  • El 28 por ciento de la superficie sojera y el 16 por ciento del área de maíz de los campos de los grupos CREA se implantó con demora, señala una encuesta interna realizada entre los productores del movimiento
  • El exceso de lluvias en toda la región pampeana trajo muchos problemas para la limpieza de los lotes y el control de las malezas; hubo que aumentar las dosis de herbicidas y la cantidad de aplicaciones

dixit

 

  • “En términos generales las siembras de primera se encuentran en mejores condiciones que las de segunda”
    Marcelo Carrique
    Productor
  • “Hace unos días hablábamos de entre 2670 a 2850 kilos por ha de soja; pero ahora estamos cerca del mínimo”
    Rodolfo Rossi
    Director de Acsoja
  • “De no llover firme en los próximos días seguirán cayendo los rindes de soja de época (primera) en el NEA”
    Christián Angió
    Consultor independiente
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *