18 de marzo de 2010 00:09 AM
Imprimir

La erradicación en España de la EEB y los serotipos 1 y 8 de lengua azul llegará antes de 2012

Sanchez Vizcaíno ha afirmado que el país "está en tiempo de paz y tranquilidad sanitaria"

El catedrático de Sanidad Animal de la Complutense ha explicado en una entrevista que la EEB es una enfermedad muerta, ya que el agente etiológico ya no circula, y que tras eliminar los serotipos 2 y 4, la lengua azul de los serotipos 1 y 8 está a punto de ser erradicada en territorio español.El catedrático de Sanidad Animal de la Universidad Complutense de Madrid, José Manuel Sánchez Vizcaíno, prevé la desaparición de la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB) en España a finales de 2011 o el primer semestre de 2012, así como la erradicación de los serotipos 1 y 8 de la lengua azul en 2010.
Sánchez Vizcaíno ha destacado en una entrevista concedida a Efeagro que España "está en tiempo de paz y tranquilidad sanitaria", ya que la situación general de la cabaña ganadera española es "buena" y "lleva bastante tiempo sin registrar ningún de brote de una enfermedad de declaración obligatoria".
Respecto a la EEB, conocida como el mal de las "vacas locas", ha recordado que el proceso fue largo y dejó una serie de animales afectados cuya evolución depende de la edad que tenían y del "largo" periodo de incubación de la enfermedad.
Ha planteado que se trata de una enfermedad muerta, puesto que el agente que la producía ya no existe, y que "todavía se ven las secuelas de cuando la enfermedad era activa, pero son secuelas finales de una enfermedad erradicada".

La vacuna de la lengua azul no ha mostrado relación con los problemas de los que se quejan los ganaderos
En cuanto a la lengua azul, Sánchez Vizcaíno, quien también es asesor científico de la Red de Alerta Sanitaria Veterinaria (RASVE), ha resaltado que se han eliminado los serotipos 2 y 4 de la enfermedad, y prácticamente se han erradicado el 1 y el 8, aún presentes en España.
Esta situación, en su opinión, ha demostrado que la política y metodología de control de la enfermedad han dado un buen resultado, ya que se ha apostado por el programa de vacunación, que no sólo elimina la enfermedad y la mortandad de los animales, sino que evita la circulación viral en las cabañas y en la naturaleza.
Sánchez Vizcaíno se ha referido también a los efectos secundarios que algunos ganaderos han registrado en sus cabañas tras la vacunación y que "son fundamentalmente de carácter reproductivo".
Ha explicado que, en los casos estudiados, no se ha encontrado una causa directa entre la vacunación y esos efectos, y que en algunos casos están más motivados por procesos multifactoriales ligados a la situación climatológica, al manejo y a la alimentación.
En su opinión, "si bien es cierto que en el tratamiento de cualquier fármaco siempre puede haber alguna relación adversa, ésta siempre es infinitamente inferior que si dejamos el virus circular".
Ha indicado que la vacunación no sólo ha servido para eliminar la enfermedad y evitar la muerte, sino que también ha servido de "pasaporte" para el movimiento de los animales.

También marchan bien las campañas contra Aujeszky, tuberculosis, Salmonella o brucelosis
En cuanto a la enfermedad de Aujeszky, el experto ha subrayado que los planes puestos en marcha han mejorado sustancialmente su erradicación, ya que algunas zonas están libres de la enfermedad.
Las cifras también han descendido, según ha detallado, en enfermedades como la tuberculosis, la Salmonella y la brucelosis, en las que también están en marcha "importantes" programas de control y erradicación.

El virus de la gripe A H1N1 no se formó en el cerdo, que fue otro “sufridor” más del problema
Sánchez Vizcaíno ha apuntado, además, que los expertos "no dejan de mirar" a la gripe, que en el caso de la cepa H5N1 "sorprendió" por la virulencia que adquirió para las propias aves, rompiendo "esa buena relación que el virus de la gripe siempre había tenido con las silvestres, que son su reservorio natural".
Con el H1N1, el experto ha criticado que se ligara esta gripe al ganado porcino, un hecho que, a su juicio, no tuvo lógica ni se basó científicamente en nada, y ha planteado que "cada día estamos más convencidos por todos los estudios que se han llevado a cabo que la última fase de formación de esta nueva variante no se produjo en el cerdo, que fue más un sufridor que un iniciador del problema".

El peligro ahora son las enfermedades vectoriales a causa del cambio climáticoEn opinión de José Manuel Sánchez Vicaíno, la preocupación de los expertos se centra ahora en las enfermedades que están modificando sustancialmente su "distribución" así como su mecanismo de difusión, y se trata fundamentalmente de las vectoriales, que son las que realmente están cambiando más como consecuencia del cambio climático.
En este sentido, se ha referido a enfermedades como la peste equina, que se está moviendo en África y "vemos que tenemos los vectores y las condiciones climáticas para que pudiera hacer un salto", o el virus del Nilo Occidental, del que ha habido brotes en diferentes países.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *