20 de febrero de 2013 17:31 PM
Imprimir

“Ahora van por la reforma del régimen político”

La escritora y periodista Beatriz Sarlo dijo que el kirchnerismo buscará en los próximos meses la forma de instrumentar un cambio de sistema político que va más allá de una reforma constitucional. El plebiscito, una opción.

En un extenso diálogo con el periodista Jorge Lanata en radio Mitre, Beatriz Sarlo abordó distintos aspectos de la realidad política  de la Argentina, entre ellos la intención del kirchnerismo de buscar una reforma del régimen con el objetivo de perpetuarse en el poder.

De repente uno empieza a pensar y la idea me apareció por primera vez cuando renacionalizaron YPF y venían con una serie de medidas con corte nacionalista, algunas de ellas con las cuales incluso estoy de acuerdo. No hablo sólo de una perspectiva económica: van hacia un cambio de régimen político que va más allá de la reforma Constitucional, que no van a poder hacer”, explicó la analista que suele escribir en diario La Nación.

De acuerdo a su punto de vista, la presidente Cristina Kirchner y su entorno analizan que no todas las democracias del mundo son repúblicas liberales, lo que abre la puerta a imaginar un nuevo tipo de institucionalidad política en la Argentina.

A modo de ejemplo, Sarlo recordó las reformas que se llevaron a cabo en la Bolivia de Evo Morales, en la Ecuador de Rafael Correa y, principalmente, en la Venezuela de Hugo Chávez. “¿Por qué no en la Argentina? ¿Por qué la Argentina tiene que parecerse a Uruguay o Chile?”, piensan los kirchneristas.

“Luego encontrás algunas pistas como de repente ¡páfate! Ricardo Forster dice en una entrevista que el espacio latinoamericano no está contemplado en la Constitución, pese a que nadie se lo preguntó. Y empiezan a llegarme noticias de que hay una tendencia de muchos neoconstitucionalistas que han estado durante la reforma en Ecuador y el chimento es que estuvieron de visita en la Argentina. Me lo contó una diputada. Todos estos son pedacitos que fui juntando después de enunciar esta hipótesis del cambio de régimen. No creo que lo puedan hacer”, continuó.

Más allá de las especulaciones, Sarlo evaluó que es muy difícil de llevar a cabo un cambio de régimen. Además recordó que el arco opositor “juramentó a sangre” que no se iba a dejar convencer para una eventual reforma constitucional, más allá de los resultados de las elecciones legislativas.

Podemos todos irnos tranquilos hoy a casa, es una alternativa que la piensan ellos nada más. Creo que ellos no están percibiendo tanto la pérdida que están sufriendo como lo percibimos nosotros”, compartió la periodista con el resto de los integrantes de la mesa.

Cristina legisladora, Cristina presidente


Sarlo reveló que en general no coincide con la imagen pública imperante sobre Cristina Kirchner. A modo de ejemplo rescató que cuando la actual jefa de Estado era senadora era extremadamente trabajadora. “Tenía un buen grupo de asesores, muy jóvenes, a los que llevaba a la comisión de Asuntos Constitucionales cuando ella la presidía”, recordó.

Sin embargo, esa imagen “es muy contradictoria” en su rol de Presidente. “Nada de lo que sucede está decidido por ella. Y día a día se la nota muy lejos del Gobierno. Acá hubo un presidente hand off, como fue Carlos Menem. Cristina es más o menos. Néstor era un trabajador infatigable. No da esa impresión Cristina, que parece necesitar muchos descansos, mucho Calafate… No estoy hablando mal, parece necesitar mucho descanso”, indicó.

Sarlo aseguró que nunca le gustaron los discursos públicos de Cristina Kirchner, a quien no destaca como buena oradora. “Es un tipo de orador que piensa que todo lo que dice es interesante y lo dice en cualquier momento, mezclando todo, como si fuera una ensalada”, comentó.

Y reflexionó: “No sé si lo hace desde una situación en la que estamos expuestas de las mujeres, que necesitamos probar todo el tiempo que somos inteligentes… A Néstor no le importaba ser valorado por inteligente, todo lo contrario, por ser eficaz, por tener la palanca de mando”.

La periodista diferencia a Cristina Kirchner de su par brasileña Dilma Rousseff -“ella tiene otras destrezas y además fue guerrillera de verdad”, acotó-, tampoco tiene una popularidad imbatible como Michelle Bachelet y, a su entender, “ha construido bastante con lo poco que tiene”.

En ese sentido, planteó como “un misterio” como un personaje “tan antipático” tenga tanta popularidad en la población y utilizó un concepto dado tiempo atrás por Adrián Suar para describir a la Presidente como una “actriz polkeana”.

La Cámpora, Scioli, Once y 6-7-8

Sarlo describió a La Cámpora como una agrupación política generada desde el aparato del Estado. “Conocemos aparatos generales, pero no este tipo de construcciones: es un misterio”, evaluó.

Y bromeó: “Si sos de La Cámpora y sos menos de diputado provincial, sos un gil completo, entonces andate de La Cámpora”.

“Esto es nuevo. Es una juventud de Estado. Me recuerda más a experiencias de países de partidos únicos, donde todos los miembros son funcionarios del Estado. Para mí no han sido militares probados, necesito que se prueben. No han estado en la lucha estudiantil, no tienen militancia de calle, no tienen experiencia”, avanzó.

Consultada sobre la imagen de Daniel Scioli, la periodista dijo que no es un personaje que la apasione como “centro de estudio”. “Para las encuestas es imbatible. Despierta todos los deseos posibles. ¿Cómo se mantiene allí? Es increíble. Es verdaderamente increíble. Quizás nosotros no seamos los más indicados para entender el tipo de atracción política que genera. Hay elementos que nosotros consideramos imprescindibles en el mix que Scioli los carece”, compartió con los periodistas de la mesa de Radio Mitre.

A horas del primer aniversario por la tragedia ferroviaria de Once, la analista indicó que los familiares de las víctimas están totalmente a la deriva, ya que el Gobierno no se ha preocupado por acompañarlos. “Es una zona álgida para el Gobierno, porque el tema llega hasta De Vido”, aclaró. “Podrían tener un gesto y no lo hacen. Se equivocan con mucha frecuencia en las cosas más pendientes”, completó.

Finalmente un oyente le preguntó: ¿volvería a debatir en 6-7-8? “No pido ni doy revancha”, contestó.

La charla entre Jorge Lanata y Beatriz Sarlo se extendió por más de una hora y media. Se puede repasar entera en audios relacionados.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *