18 de marzo de 2010 06:44 AM
Imprimir

El Gobierno mantiene el cepo a las exportaciones de carne

Aún no se instrumentaron los permisos que impuso Moreno; en Diputados convocarán a Domínguez

Sin ninguna disposición oficial que lo ordene, los embarques de carne siguieron ayer frenados por la Aduana. La prohibición alcanzó a varios contenedores con destino a Chile, que están varados en la provincia de Mendoza. Dada la necesidad de alimentos en las regiones del país trasandino más golpeadas por el terremoto del 27 de febrero, el freno habría motivado consultas diplomáticas informales. El permiso adicional que tendrán que solicitar los exportadores al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, denominado Pre ROE, adicional al que ya existía, aún no se instrumentó y los embarques, según todas las fuentes consultadas por LA NACION, seguían frenados. Mientras crece la preocupación entre los empresarios, en los organismos oficiales nadie se atrevió a confirmar la reapertura de los embarques, tal como habían prometido anteayer los ministros del Interior, Florencio Randazzo, y de Agricultura, Julián Domínguez. En la Cámara de Diputados, en tanto, la Comisión de Agricultura -con el voto de oficialistas y opositores- autorizó a su presidente, el agrodiputado Ricardo Buryaile, a convocar al propio Domínguez para que la semana próxima explique quién y por qué prohibió las ventas al exterior. En el Consorcio de Exportadores de Carne ABC, nadie se atrevió a repetir los dichos de su presidente, Mario Ravetino, que anteayer dijo que se habían reabierto los envíos. "No sabemos qué decir", afirman en esa cámara empresaria, que desde hace meses se reúne todos los viernes con Moreno, a quienes todos los actores de la cadena cárnica y funcionarios de otras áreas del propio Gobierno señalan como impulsor del bloqueo. En la reunión que anteayer mantuvieron representantes de los distintos eslabones de la cadena cárnica en el Ministerio de Trabajo se expuso un panorama desolador en lo relativo a los trabajadores de la industria frigorífica. Empresas en problemas La lista de empresas en problemas es larga: Toba, de Puerto Tirol, Chaco; Curuzú Cuatiá, Corrientes; Sadowa, de Mar del Plata; Rioplatense, de San Fernando; Pampa Natural, de General Pico, La Pampa, y Maciel, en Santa Fe, entre otros. Ninguna de estas plantas pertenece a los grandes grupos empresarios que controlan la mayor parte del negocio de la carne en el país. Ante este panorama, el secretario general de la Federación Gremial de Trabajadores del Gremio de la Carne, José Fantini, estuvo ayer reunido toda la tarde con el mismo Moreno. Un vocero lo excusó de hacer declaraciones acerca de la crisis que experimenta el sector. Según Silvio Etcheum, del Sindicato de la Carne del Gran Buenos Aires, los trabajadores afectados por esta situación "suman 10.000 empleados, entre suspendidos y despedidos". Para el presidente de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carne (Ciccra), Miguel Schiariti, "la despostada [el trozado de la media res] representa el 65% del total de la plantilla de cualquier fábrica y se hace sobre todo para el mercado exterior. Cerrar las exportaciones es un problema grave". Los exportadores, entre los que crece el nerviosismo ante los reclamos que empiezan a llegar de sus respectivas matrices en el extranjero, pusieron a trabajar a sus abogados y relacionistas públicos en una estrategia que permita retomar las exportaciones de carne. Los empresarios creen que el freno a las ventas externas está relacionado con una puja interna en el Gobierno, aún irresuelta. Los contendientes serían Moreno y Domínguez, y los empresarios esperan que la presidenta Cristina Kirchner incline la balanza. En los últimos dos días, la mandataria se mostró públicamente en varias ocasiones junto a Moreno, lo que según hombres de la exportación podría llevar a Domínguez a renunciar a su cargo, algo que según esas mismas fuentes estaría evaluando el funcionario. Tal vez por eso, para sostener a un funcionario partidario del diálogo con el sector agropecuario, la Comisión de Enlace le pidió ayer una audiencia a la Presidenta en tono conciliador. En Agricultura fueron tajantes: "No tiene ningún asidero la posibilidad de renuncia, el ministro está trabajando como todos los días". En este contexto, el presidente de la estratégica Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca), el ultrakirchnerista Juan Manuel Campillo, hace equilibrio entre Moreno y Domínguez. "La Oncca va a tramitar los ROE como siempre, si después Comercio Interior los rechaza no es un tema nuestro", se escuchó cerca de Campillo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *