18 de marzo de 2010 11:16 AM
Imprimir

Se liberan los cortes caros a Europa pero no se llegará a exportar todo lo permitido

Pese a que el Gobierno liberó ayer las exportaciones de la Cuota Hilton –lo comunicó la Aduana a los despachantes–, los frigoríficos insisten en que no podrán enviar la totalidad de las 28.000 toneladas del cupo este año, cuando quedan sólo setenta días para embarcar más del 60% del total que ingresa a la Unión Europea con arancel diferencial.

Estrictamente, los cortes liberados son tres de los cuatro que integran la Cuota Hilton (bife angosto, lomo y cuadril). Además la Secretaría de Comercio comunicó que liberó otros cortes como la nalga y la arañita. También se le dio vía libre a las hamburguesas, menudencias y carnes cocidas.

El año Hilton cierra a fines de junio, pero los embarques demoran unos 20 días, por eso, durante ese mes casi la totalidad de lo que se manda se hace por avión, con costos que, según los industriales, diluyen el beneficio de la Cuota, que premia con u$s 3.000 cada tonelada. La repartición de la Cuota Hilton actual se implementó con un nuevo mecanismo de concurso público al que debieron presentarse los frigoríficos y que generó fuertes críticas de las empresas y hasta los productores. El nuevo esquema generó demoras en la repartición, por eso la Oncca debió dar cuatro adelantos, cada uno del 10%, a cuenta de la asignación final, que debería ser comunicada mañana, viernes (ver recuadro). Al menos esa fue la fecha tope estipulada por ese organismo.

En el mercado hay dudas de que esa comunicación llegue esta semana por los cortocircuitos que generó el freno de las exportaciones entre la Oncca y la Secretaría de Comercio Interior. Pero aunque llegara, los frigoríficos descuentan que el país no cumplirá en tiempo y forma.

Ya en el período Hilton pasado, que culminó en junio de 2009, el país había tenido serios aprietos para cumplir con la cuota, otra vez, por las demoras en la publicación de la distribución y por la sequía que restó animales aptos para esas exportaciones. La Cuota Hilton debe provenir de animales criados a campo, es decir, que no provengan de engordes a corral (feedlots). Por todo esto, el año pasado, también se apeló al sistema de adelantos.

Otro empresario calculó que este año faltarán unas 5.000 toneladas de cortes Hilton que, entonces, deberán ser cubiertas por otros cortes que no entran en los favorecidos. El diferencial de precio se obtiene sólo por los cuatro cortes de la cuota: bife angosto, bife ancho, cuadril y lomo. Esto implica que las pérdidas de ingresos serán del orden de los u$s 15 millones.

Si la definición de la Oncca se demora, especulaban ayer desde los frigoríficos, la liberación de Cortes Hilton por parte del Gobierno “será virtual”, según calificó un empresario.

Es que gran parte de las 11.200 toneladas que se adjudicaron como adelanto a cuenta de la futura distribución ya fueron enviadas. “Hace semanas que no puedo mandar un kilo de Hilton”, indicó una fuente de un frigorífico con alta participación en esas exportaciones premium.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *