26 de febrero de 2013 12:38 PM
Imprimir

Para el dolor, veneno de abeja

El veneno de las abejas se utiliza desde tiempo inmemorial en la cura de distintos trastornos, especialmente en la medicina tradicional. Redescubierta por la ciencia moderna, esta sustancia se emplea, por ejemplo, en el tratamiento de las alergias. Sin embargo, tal como sugieren distintos estudios, puede utilizarse con éxito también en el tratamiento de otros problemas de salud.

Por ejemplo, un estudio de la Universidad de Exeter ha sugerido que el veneno de las abejas contiene algunas sustancias activas en la reducción y el alivio de dolores articulares. Asimismo, otro estudio a cargo de científicos de la University of North Caroline constató los efectos positivos sobre los dolores en las piernas y la columna. En suma, una abundante bibliografía científica demuestra las propiedades positivas del veneno de abeja para el tratamiento de muchos trastornos y patologías.

Estas evidencias generaron la necesidad de probar con precisión los efectos del veneno de abeja en el tratamiento de la lumbalgia crónica, informa el Daily Mail. Algo que realizará un nuevo estudio a cargo del Hospital Universitario de Gangdong, en Corea.

El estudio contará con la participación de 100 pacientes con este tipo de problema. Los participantes serán divididos al azar en dos grupos de 50, de los cuales los integrantes del primer grupo recibirán una serie de inyecciones con una formulación de veneno de abeja deshidratado y luego transformado en gel; los integrantes del segundo grupo recibirán una serie equivalente de inyecciones, pero con una solución fisiológica.

Las inyecciones de gel o de solución fisiológica (como un placebo en el grupo de control) se administrarán en 6 sesiones en el lapso de tres semanas, en un máximo de 10 puntos tradicionales de acupuntura que se encuentran en la parte baja de la espalda.

Un portavoz de organización de beneficencia Arthritis Research del Reino Unido declaró al Daily: “Existen numerosas pruebas anecdóticas de que el veneno de las abejas puede utilizarse para tratar la artritis inflamatoria, y también reducir el dolor asociado a la artritis”.

En suma, las abejas, además de la deliciosa miel y otros productos de la colmena, pueden ser útiles al hombre también a través de su temido veneno.

Traducción: Cristina Sardoy

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *