19 de marzo de 2010 20:46 PM
Imprimir

Uruguay  –   La trazabilidad permitirá cumplir con un diferencial de calidad

La entrevista a Gabriel Osorio, director del Sistema de Información y Registro Animal (SIRA).

Todo el ganado vacuno nacional deberá estar identificado y registrado antes de julio de 2011. En ese marco, el director del SIRA informó cuál es la situación actual, adelantó que habrá una campaña de difusión y destacó que la idea es que el productor esté “más acompañado” para evitar los errores cometidos hasta el momento

     
1 El tema de la trazabilidad adquirió una relevancia especial en los últimos meses y en particular con este nuevo gobierno.
Tenemos 8 millones de animales identificados, de los cuales hay 7,2 millones con trazabilidad. Esa diferencia son animales que están identificados y que quedaron sin trazabilidad. Se observa que hay muchos productores, especialmente chicos, que tienen problemas con el sistema. Por eso es que ahora a instancias del ministro Tabaré Aguerre estamos tratando de armar un nuevo plan de capacitación. Con la Dirección General de los Servicios Ganaderos trabajamos en una primera etapa en el sistema que comenzó en el 2006. Ahora llegamos a la conclusión de que tenemos puntos críticos, donde habría que poner un mayor énfasis para que el productor esté acompañado a la hora de hacer las actividades que se requieren.

2 ¿Podría aclarar qué definiciones confunden a la gente?
Tenemos que manejar tres definiciones. En primer lugar la identificación, que es poner la caravana al animal que el productor recibe a través del Correo Nacional. En segundo lugar el registro, que refiere al correcto llenado del documento. Pero para ser registrado ese documento tiene que llegar a las oficinas del sistema, donde se escanea y digitaliza. Por lo tanto el animal recién está registrado cuando ese documento ingresa a la base de datos. Y tiene que ser en forma correcta, porque a veces el productor tiene errores. A veces el animal se vende y resulta que el documento aparece con una observación de no existencia a la espera de que alguien lo corrija. Por último la trazabilidad ganadera, después que se registró el animal y comenzó su vida, en cualquier momento podemos establecer cuál es su historial.

3 ¿Qué ocurrirá con los 700.000 animales que perdieron la trazabilidad?
Primero estudiamos el motivo. Tenemos un alto porcentaje de registros mal hecho que se pueden solucionar o no, pero que marcan una gravedad menor frente a la pérdida de trazabilidad por perderse algún movimiento o cambio propiedad, que es mucho más grave que identificar fuera de plazo. Para algunos mercados de exportación ese animal identificado fuera de plazo puede servir, incluso para la cuota Hilton. Recordemos que para la exportación de este tipo de cortes de alto valor se exige trazabilidad desde el destete hasta la faena.

4 ¿Cuáles son los errores más frecuentes?
Hay 150 animales que están con problemas de formularios bloqueados que no entraron al sistema. Eso es porque el productor cometió algún error al llenar el formulario, no de fecha. El error clásico es que se equivoque en el número de su Dicose o en el número de Dicose de donde están los animales o porque ese número está inhabilitado y el sin saber lo hace igualmente. El correcto llenado de ese formulario es fundamental para conservar la trazabilidad del animal durante toda su vida.

5 ¿Cuál es la situación hoy con la nueva ley propuesta para la trazabilidad ganadera de Uruguay?
Cuando se creó la ley 17.997 se imponían normas muy severas dentro de los países de la UE (trabas arancelarias), que tenían que cumplir también los terceros países. Se puede decir que en Europa cada animal tenía su pasaporte. Pero en la medida que pasó el tiempo se vio que había cosas para corregir. Ahora se incorpora la tenencia de los animales como obligatorio a declarar en la trazabilidad del animal. El tenedor puede ser un productor primario, un consignatario, un rematador o el frigorífico. Otra modificación importante es que los animales que incumplieran el decreto deberían ser sacrificados, en algunos casos de forma inmediata, en plantas no habilitadas para la exportación. Ahora es la Dirección General de los Servicios Ganaderos quién decide a qué frigorífico se destina esos animales. También se establece el plazo de identificación total del ganado, que en principio era el 1º de abril de este año y que ahora se pospone al 1º de julio de 2011. Por último establece la financiación del sistema a través del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), que dispondrá los mecanismos necesarios para ese fin.

6 ¿Usted estima que entonces para julio de 2011 podrá estar todo el ganado debidamente identificado y trazado?
Hay 3 millones de animales que no van a estar trazados, son los que nacieron antes de 2005 y que tenemos que identificar este año. Tienen más de cinco años y no sabemos que ocurrió en su historia productiva, pero tienen que estar identificados y registrados en el sistema. Por lo tanto, antes de julio de 2011 vamos a tener que tomar alguna medida, para que al llegar a esa fecha Uruguay pueda decir que tiene todo el ganado identificado. Se van a impulsar campañas de difusión en ese sentido.

7 ¿Qué pasa a nivel de mercados con esos 3 millones de animales aún sin identificar?
Se la ha dado todas las posibilidades, incluso de entrar a los mercados de alto valor. Por ejemplo novillos jóvenes no hay, porque ya tendrían que estar identificados. La mayoría son vacas de tambo, toros, bueyes y algún novillo viejo. Generalmente se trata de ganado para abasto y mucho animales para conserva. Creemos que no habrá problemas.

8 ¿La trazabilidad le da un valor agregado importante a la carne, más allá de cumplir con controles?
Exactamente. Se contará con una base de datos de más de 11 millones de animales que servirá para que el productor los pueda también utilizar para su manejo o para cumplir con un diferencial de calidad que puedan exigir los mercados

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *