11 de noviembre de 2009 12:25 PM
Imprimir

La soja subiría en las próximas semanas

Los precios internacionales de la soja subirían en las próximas semanas debido a las amplias exportaciones estadounidenses del grano y sus derivados, y a las preocupaciones por la próxima cosecha de la oleaginosa de la Argentina, informó ayer la revista Oil World.

«Existe una alta probabilidad de que los precios de la soja y sus productos subirán entre las próximas dos o cuatro semanas», dijo la publicación con sede en Hamburgo.

Las exportaciones de soja y de sus derivados de Estados Unidos se intensificarían a partir de este mes, en medio de reservas globales del grano cada vez más bajas, tras una primera mitad del año con una producción sudamericana escasa.

«La limitada oferta de Sudamérica incrementó la dependencia mundial de soja y productos de Estados Unidos», dijo la revista especializada en cereales y oleaginosas.

El volumen de soja estadounidense procesada y exportada subiría el 16% interanual entre noviembre de 2009 y febrero de 2010 a la cifra récord de 38,7 millones de toneladas, alcanzando los límites de capacidad de manejo de cargas.

A su vez, la oferta de soja disponible en la Argentina y Brasil habría disminuido un 30% interanual hasta setiembre, según datos de Oil World.

«Esto ha comenzado a impulsar una significativa merma en el procesamiento de soja, como también en las exportaciones de la oleaginosa y su aceite y harina derivados, que continuaría hasta que vuelva a subir la oferta mundial del producto, a inicios de 2010», dijo la publicación.

Sin embargo, los temores de que una sequía provoque daños en los cultivos de la Argentina, afectando la producción a inicios de 2010, siguen creciendo.

Las pérdidas en la producción de la Argentina podrían ser peores que las esperadas, salvo que el clima mejore entre las próximas tres y seis semanas, aseveró Oil World.

Por otra parte, la revista informó que los procesadores de oleaginosas de la Unión Europea volvieron a comprar soja de Estados Unidos, luego de que un bloque aprobó la importación de maíz modificado genéticamente.

Cabe recordar que en el último verano, más de 200.000 toneladas de soja y su harina derivada no pudieron entrar a la UE debido a que contenían rastros de variedades de maíz modificado genéticamente, lo que virtualmente paralizó las importaciones europeas de la oleaginosa estadounidense.

Autorización

A fines de octubre, la UE autorizó el ingreso de tres tipos de maíz con alteraciones genéticas, alentando la compra de soja del país norteamericano.

Sin embargo, los importadores no retomarían las adquisiciones a gran escala de soja de Estados Unidos hasta que el bloque también habilite la entrada de la variedad de maíz genéticamente modificado MIR604, del grupo suizo Syngenta.

Los molinos de Europa en su mayoría siguen enfocados en adquirir otras oleaginosas.

«En la UE, los procesadores están comprando más soja de Estados Unidos, impulsados por márgenes de ganancias y la aprobación de tres variedades de maíz modificado genéticamente», dijo la revista.

Sin embargo, a pesar del repunte, el nivel de procesamiento de soja en la UE disminuirá entre octubre y diciembre de 2009 debido a la disputa por la importación de productos con alteraciones genéticas.

«Los molinos de la UE se concentrarán en la colza y el girasol», dijo la publicación, que añadió que «probablemente el procesamiento de colza supere las expectativas en el ciclo 2009/10».

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *