22 de marzo de 2010 00:31 AM
Imprimir

Cuáles son las proyecciones sobre los precios de las materias primas

Los analistas Darío Epstein y Eduardo Bruchou, de Research for Traders, trazan un panorama para las cotizaciones de las commodities

Los precios de los bienes básicos fueron impulsados por las perspectivas de recuperación a nivel global y en especial la demanda generada por China e India, países que han incorporado cientos de millones de personas a la pirámide de consumo y han mejorado el contenido proteínico de la dieta de sus habitantes, pero también influyeron la devaluación el dólar, las limitaciones para incrementar la oferta y el creciente interés de los inversores por los commodities como activos de inversión y cobertura.

La mayoría de las commodities agrícolas no tuvieron la misma suerte que los metales o el petróleo. ¿Ya nadie demanda alimentos? Nada de eso, sino que se debe en gran parte a la recomposición de las cosechas en los principales países tal como ocurrió con la oferta de soja en nuestro país en la cosecha 2009/2010.

Pero apostamos que la tendencia bajista de los últimos meses será revertida en algún punto del corriente año. Estos últimos presentan valores que se ubican por debajo del precio histórico promedio de largo plazo, lo que sugiere que no se han recuperado totalmente de la crisis y que poseen margen para subir.

El año pasado, pequeños cambios en la oferta generaron importantes variaciones en los precios, especialmente en el caso del azúcar, el cacao y el café. Por esto es muy importante seguir de cerca el factor climático en las diferentes regiones para ver como impacta en la producción de esos productos.

Además, las nuevas leyes que impulsan el uso de etanol en la producción de gasolina en Estados Unidos nos podrían estar indicando que el maíz registraría una importante suba en el mediano plazo por incremento de la demanda.

Por su parte, la inflación es otro tema que está impulsando el precio de las commodities en el mundo (y viceversa, en un proceso que se retroalimenta).

El estimulo monetario aplicado por los países desarrollados está generando mayores expectativas de inflación para el mediano plazo y por ende los inversores tratarán de cubrirse de la misma invirtiendo en activos reales, dado que los mismos también aumentan ante la suba en el nivel de precios.

Asimismo, se espera que en los próximos años la demanda de China de estas commodities se mantenga alta, impulsada por el fuerte crecimiento del país. Algo similar estaría sucediendo con India.

Las buenas cosechas de productos agrícolas del año pasado en algunos países hicieron que los precios no subieran tanto como se esperaba.

Por lo tanto, es posible que los precios en el 2010 no experimenten un salto semejante al estimado en caso en que la oferta exceda las expectativas. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos proyecta que las cosechas de este año van a alcanzar máximos record y que el ingreso del sector agrario aumentaría 12% durante el año.

Creemos que los precios de las commodities, en particular los del sector agrícola, se van a mantener en ascenso en los próximos años. ¿Pero cuál es la causa de que los inversores se encuentran tan optimistas frente a los precios de estos bienes? Existen dos escenarios posibles frente a la recuperación de las economías en la actualidad, y ambos benefician a las commodities:

Escenario 1: Que los problemas de la economía mundial se mantengan o se profundicen. En este caso, podría ser que tanto el mercado como la demanda proveniente de Estados Unidos no mejoren, que los problemas de deuda soberana de Europa se incrementen y que los gigantes asiáticos no crezcan a velocidad usual.

De esta manera, las economías se verán obligadas a mantener los estímulos monetarios por un plazo mayor, lo que a su vez impactaría positivamente en el precio de las commodities. Por otro lado, una mayor oferta monetaria aumentaría el consumo. De hecho, esto se observó durante el 2009, momento en que las enormes cantidades de dinero inyectadas hicieron que el precio de los commodities se recupere.

Escenario 2: Que las economías muestren mejores indicadores y el mercado laboral registre cifras más alentadoras. Así las economías empezarían a crecer a un mayor ritmo impulsando el precio de los commodities.

En los dos posibles escenarios las commodities se benefician. De todas maneras, el mercado cree que es más probable la situación de una lenta recuperación y por tanto el precio de los commodities no variaría demasiado en el corto plazo pero registraría significativas ganancias en el mediano plazo.

Dado que en los próximos años las commodities van a tener una tendencia alcista, en parte porque son una buena manera para diversificar una cartera y porque es cada vez más fácil invertir en los mismos, creemos que los inversores deberían tener activos atados a las commodities en su portafolio.

Una de las formas sería a través de futuros, pero consideramos que para el inversor individual hay otras alternativas con más ventajas.

También se podría comprar acciones cuyo precio este vinculado al precio de un determinado commodity, como por ejemplo Tenaris (TS) que tiene una elevada correlación con el precio del petróleo. Pero esto requiere mayor esfuerzo dado que habría que estudiar la situación de cada empresa. Por eso recomendamos comprar ETFs para aquellos que desean posicionarse en commodities.

A continuación exponemos los ETF de commodities de mayor capitalización bursátil en Estados Unidos:

El único problema que hay respecto a los ETF de commodities es que en la mayor parte de los casos el activo no replica perfectamente el movimiento del subyacente y ese es un tema a tomar muy en cuenta por parte de los inversores que desean posicionarse a largo plazo en esta clase de activo.

Por Darío Epstein y Eduardo Bruchou – Research for Traders
www.researchfortraders.com

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *