11 de noviembre de 2009 12:30 PM
Imprimir

En Chascomús clonaron a una vaca campeona después de muerta

La primera ternera clonada a partir de un animal muerto, la Gran Campeona 2007 de la raza Brangus, nació como fruto del trabajo de un equipo del Instituto Tecnológico de Chascomús, que depende de la Universidad de San Martín y el Conicet. La ternera es el segundo animal clonado de la raza Brangus, ya que antes se había obtenido a "Ciruelito", una réplica exacta de "Ciruelo", el primer clon de raza Brangus del mundo.

En ambos casos, los beneficios, en cuanto a mantener activos los genes de los magníficos animales, son innumerables, según los responsables del equipo científico. Al igual que el ternero, la nueva res fue obtenida en el marco de un convenio de transferencia de tecnología entre la Universidad de San Martín y la empresa Arg Natural Beef, firma que financia el proyecto para clonar animales con una inversión de 250 mil dólares, con los que se les paga a los investigadores y se compró el equipo de última tecnología necesario para llevarlo a cabo.

El investigador Adrián Mutto, del Instituto Chascomús, indicó que el proceso comenzó cuando apenas fallecida la vaca original, en el organismo recibieron una pequeña porción de tejido del animal. A partir del tejido se estableció un cultivo de células, que fue criopreservado en un tambor de nitrógeno líquido a una temperatura de 196 grados bajo cero.

Con el cultivo, después se realizaron varias maniobras de transferencia nuclear hasta que se obtuvieron embriones que fueron implantados en hembras receptoras. Y para obtener la réplica de la campeona, sólo se necesitaron dos gestaciones, un gran avance desde Dolly, la oveja británica que se convirtió en el primer animal clonado, que se obtuvo a partir de 280 transferencias.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *