22 de marzo de 2010 11:52 AM
Imprimir

Excelentes perspectivas para la soja y formidables rendimientos de maíz

La cosecha de maíz comenzó la semana pasada en diferentes zonas del norte de Buenos Aires y sur de Santa Fe con techos de rindes de 14 mil kilos por hectárea mientras que la trilla de soja se iniciará en los próximos días con perspectivas de que sea una de las mejores campañas de los últimos 5 años.

El buen tiempo ha acompañado para que las labores se desarrollen a pleno en los distintos lotes que fueron cosechados aunque el tiempo lluvioso anunciado para los próximos días retrasarán la cosecha, no sólo la de maíz si no también la de soja ya que se esperaba comenzar con ésta última durante el próximo fin de semana.

“Los rendimientos van a ser variables porque es mucha la superficie de soja implantada y se siembra en ambientes muy diferentes. En soja de primera se van a encontrar rindes desde 3 mil a 5 mil kilos”, informó en diálogo con redagroactiva.com el ingeniero Gustavo Ferraris, del sector de desarrollo del INTA Pergamino.

En el momento de implantación, el clima jugó una mala pasada y, en muchos casos, la siembra del mes de octubre se debió suspender para noviembre. El ingeniero agrónomo diferenció esas dos etapas de implantación en relación a los rindes.

“Si bien hubo lotes sembrados en octubre, que ya están para cosecha, una proporción importante tuvo alguno retraso de una o dos semanas”, aseguró Ferraris y agregó que “va a haber un diferencial entre las sembradas en octubre y noviembre porque a fin de año hubo algunas lluvias que provocaron el planchado del suelo y hubo menor emergencia, mientras que los primeros lotes de octubre fueron los que mejores emergieron. Me parece que va a haber una diferencia de rindes importantes”.

En relación a la soja de segunda, comentó que “en este momento los suelos han perdido un poco de humedad por lo que faltarían algunas lluvias para completar el llenado de grano”. De todos modos, auguró una cosecha con rindes similares a la oleaginosa de primera.

Maíz

Como en casi todas las zonas maiceras del país, los rendimientos que están proporcionando los lotes son los mejores que se registran desde hace décadas.

“Podemos hablar que en la generalidad de los casos los rindes superan los 10 mil kilos por hectárea con techos muy altos de 14 mil kilos”, comentó Ferraris y aseguró que “la cosecha va a marcar un record” ya que los lotes trillados superaron su productividad habitual.

El ingeniero del INTA Pergamino atribuyó el excelente rendimiento a “la combinación de muy buenas lluvias, un enero con muchos días soleados que como había humedad en el suelo no se dio estrés hídrico y un inicio de cosecha con muy buenas condiciones ambientales porque se habían cortados las lluvias. A su vez, las condiciones de implantación fueron buenas y la densidad de plantas adecuada”, aseguró.

Por último, estimó que la trilla va a seguir hasta finales de marzo con lotes de primera siembra mientras que quedará el de segunda que se terminará de “levantar” en mayo o junio.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *