22 de marzo de 2010 12:26 PM
Imprimir

Buscan incrementar la superficie de siembra de la cebolla en Corrientes

El Libertador 22-03-2010 La semana pasada comenzó la siembra de cebolla, en el marco del proyecto encarado desde el Ministerio de Producción, Trabajo y Turismo, con el objeto de ofrecer nuevas alternativas agrícolas a través de productos factibles de producir en la provincia para abastecer al mercado local.

ADHESIÓN. En la campaña anterior participaron 27 productores; hoy el proyecto involucra a más de 80, con chacras en Buena Vista, 9 de Julio, Colonia Carolina y otras.

Un programa del Ministerio de Producción, Trabajo y Turismo de la Provincia que impulsa una diversificación de cultivos, se ejecuta a través del Mercado de Corrientes y comenzó el año pasado con excelentes resultados, alcanzando un rendimiento de 22.000 kg/ha, en este caso de cebolla; para los involucrados en el proyecto es una producción extraordinaria si se tiene en cuenta que no es una zona tradicionalmente cebollera.
Si bien el clima no acompañó la experiencia, ya que a lo largo del ciclo cayeron sólo 178 milímetros de agua, situación que no es determinante y que podría solucionarse con un sistema de riego, los resultados se vieron empañados por las intensas lluvias de octubre y noviembre, en plena temporada de cosecha, lo que provocó una pérdida del 50% de la producción estimada.

MÁS PRODUCTORES

En la campaña anterior participaron 27 productores; hoy el proyecto involucra a más de 80 con chacras en Buena Vista, 9 de Julio, Colonia Carolina, Gobernador Martínez, Lavalle, San Roque, Bella Vista y Santa Lucía, donde se busca generar una cuenta cebollera, y a los que se suman productores del cinturón verde de la ciudad de Corrientes. En consecuencia se incrementa también la superficie: de las 17 hectáreas planificadas en la primera experiencia, este año ascienden a casi 50.
El Ministerio colabora en el proyecto financiando los insumos y prestando el asesoramiento técnico, cuya coordinación está a cargo de la ingeniera Mariela Pletsch. "Esto implica un seguimiento muy minucioso en cada etapa del cultivo, por eso se ofrecen charlas de capacitación a los productores de cada zona", señaló. Así, la semana que pasó, se entregaron los insumos para desinfectar los almácigos, con el correspondiente asesoramiento. Durante la presente semana, en tanto, se entregarán las semillas en una chacra, donde se reunirán los productores cercanos y se efectuará una práctica de siembra. También está hecha la preparación del suelo para realizar el transplante de plantines entre la última semana de abril y primera de mayo.
"Ajustamos los tiempos para anticiparnos a las lluvias de octubre y salir antes con la cosecha a fines de septiembre", explicó Plestch, aludiendo a la mala experiencia del año pasado; pero también mencionó que otra de las ventajas de este cultivo es la época, ya que en ese período sólo ingresa al mercado cebolla de Santiago del Estero, de baja calidad. Esa escasez de oferta, gran demanda y la buena calidad alcanzada, impacta en mejores precios para el productor.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *