22 de marzo de 2010 11:39 AM
Imprimir

Argentina, Brasil y Paraguay se preparan para una cosecha de soja récord

Ahora que la cosecha de soja está en pleno desarrollo o dando su puntapié inicial en los campos de Sudamérica, los temores de daños causados por un exceso de lluvias se desvanecen con rapidez y los agricultores se preparan para almacenar cosechas récord.

Brasil, Argentina y Paraguay, los principales exportadores de soja el mundo después de EE.UU., van camino a recoger su mayor cosecha en la historia, pero tales cantidades pondrán un gran peso sobre la capacidad de recolección, transporte y almacenamiento de esos países.En Brasil, el segundo productor de soya del mundo, la producción habría subido 18% frente al año anterior a 67,5 millones de toneladas, según la Compañía Nacional de Abastecimiento de Commodities, Conab, una agencia agraria del gobierno brasileño."Este año será por lejos un récord absoluto, tanto en producción como en rendimiento", afirmó Eduardo Godoi, analista de soya de AgRural en Mato Grosso. La cosecha evitó la mayoría de los problemas climáticos y de plagas que se presentaron la temporada pasada, indicó.Al otro lado de la frontera en Argentina, la cosecha apenas empieza. Los analistas calculan que la cosecha de soya de Argentina estará entre 52 millones y 55 millones de toneladas, afirmó el analista de Agritrend Gustavo López.Esto representa un aumento frente al récord anterior de 48,8 millones de toneladas de la temporada 2006-2007.Se cree que Paraguay producirá 7,2 millones de toneladas del grano esta temporada, un gran aumento frente a los 3,4 millones de toneladas cultivadas el año pasado, cuando las cosechas fueron afectadas por la sequía, señaló Luis Cubilla, analista de la cámara de exportación de granos de Paraguay, Capeco. Se prevé que un incremento en el área plantada y un clima favorable aumenten la producción un 20% frente al récord fijado en 2007-2008.La gigantesca producción es una bendición para los agricultores, pero lograr que la cosecha llegue a los puertos será una prueba para la infraestructura de la región. Un director de corretaje de una de las grandes exportadoras de soya estadounidenses se quejó de que Brasil está pasando apuros para transportar los granos.Una falta de camiones, carreteras en mal estado y puertos congestionados están causando embotellamientos, indicó un corredor.Argentina enfrenta el reto que se desprende de una mayor cantidad de soya plantada a principios de esta temporada en tierras que tradicionalmente se plantaban con trigo, y luego una segunda cosecha tardía de soya.Muchos agricultores prefirieron no plantar trigo y pasaron directamente a plantar soya debido a la sequía que hizo que plantar trigo fuera una apuesta arriesgada. Eso significa que el grueso de la cosecha argentina de soya madurará en un lapso corto de tiempo, constriñendo la capacidad, afirmó López.Además, los trabajadores portuarios y camioneros de Argentina amenazan con entrar en huelga si sus demandas no se cumplen. Los trabajadores a menudo aprovechan la presión durante el periodo de cosecha para pedir aumentos y las huelgas esporádicas son comunes cuando los exportadores tienen la presión de cargar rápidamente los barcos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *