23 de marzo de 2010 07:00 AM
Imprimir

Uruguay  –   Permisos de importación comienzan a ser liberados lentamente por Brasil

Lentamente están siendo liberados por las autoridades del vecino país los embarques trancados desde enero, luego que Brasil impusiera trabas burocráticas a los permisos de importación de ganado uruguayo en pie.

El pasado 7 de enero el Departamento de Salud Animal, dependiente del Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento, emitió una resolución estableciendo que, en razón de ciertos ajustes en cuanto a la emisión de autorizaciones de importación de animales y materiales de multiplicación animal originarios de Uruguay, todas las autorizaciones estarán centralizadas en Brasilia.
A partir de esa fecha, es el Departamento de Inspección de Productos de Origen Animal (Dipoa) el que decide sobre la autorización y ya no está en la órbita de las Superintendencias Federales de Agricultura.
El cambio repercutió en que algunos embarques de ganado en pie –principalmente de ganado lechero y ovinos, aunque también hay equinos sin poder ingresar a Brasil–, estén trancados generando inconvenientes y gastos adicionales para los operadores uruguayos.
Hoy algunos operadores van dejando atrás el nerviosismo, pero otros todavía están en la incertidumbre y ven los perjuicios económicos que persisten por la traba. Es que Brasil siempre fue un gran mercado para las vaquillonas lecheras y a lo largo del año, los productores brasileños llevan mucha genética uruguaya.
Ruben Urchitano es uno de los afortunados que pronto podrá embarcar los cuatro camiones con vaquillonas Holando hacia Brasil (unas 170 reses) a partir del mayor ritmo que tomó la liberación de licencias.
La decisión de Brasil “nos agarró con ganado comprado por algunos clientes que tuvieron dificultades para obtener los permisos y hasta ahora no pudimos embarcar. Lentamente van liberando permisos y por suerte, los productores brasileños supieron comprender que el atraso en el embarque no era por culpa nuestra, sino por trabas burocráticas de Brasil”, dijo el operador a El País.
Urchitano se mostró complacido del avance en la liberación de los permisos, por más que todavía sea lento. “Brasil es un caballito de batalla y está comprando todo el año vaquillonas lecheras”.
“Es el mercado natural que tiene Uruguay”, recordó el exportador. En su caso, estará embarcando a fin de mes el ganado pendiente.
Continúan las negociaciones para normalizar la liberación de los permisos para el ganado en pie que va quedando sin embarcar, pero han generado pocos avances hasta el momento. Uno de ellos es que los permisos para la importación de leche en polvo y otros productos también están mostrando mayor agilidad en su liberación.
Análisis
En paralelo, los Servicios Ganaderos uruguayos continúan adelante con el análisis de riesgo previo al ingreso de carne aviar. Brasil quiere exportar carne aviar a Uruguay, país que mantiene cerrada la posibilidad de importar pollo brasileño, argumentando el mantenimiento de su estatus sanitario libre de Newcastle, por más que usa la vacunación en algunas categorías avícolas.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *