23 de marzo de 2010 07:21 AM
Imprimir

Carnes: vender en el país conviene más que exportar

El kilo de Hilton ronda u$s 1,60, por debajo de lo que se paga en las carnicerías argentinas. El valor de la tonelada debería aumentar casi 60% para recuperar rentabilidad

Desde esta semana los frigoríficos del consorcio ABC comenzarán a vender carne a precios populares en el mercado interno para así destrabar las exportaciones. El enfrentamiento entre gobierno e industria lleva a pensar que vender al exterior es un gran negocio, pero los números indican que no es así. Después del aumento de hasta el 100% de algunos cortes en el país, se paga mejor el kilo de lomo puesto en una carnicería de Córdoba que en un barco rumbo a Alemania.
La tonelada de los tres cortes más caros que integran la cuota Hilton (lomo, corazón de cuadril y bife angosto) tiene un valor de u$s 16 mil  puesta en el puerto de Buenos Aires. Si se toma como referencia un dólar mayorista de $ 3,86 y el 15% de retenciones que pesa sobre el sector, el kilo de esa carne cuesta u$s 1,60, cifra más baja del promedio al que se consiguen esos mismos cortes en el mercado interno, que ronda los u$s 10.
A la estimación hay que agregarle que, para exportar Hilton, la carne requiere de un preparado (dressing) para eliminar cordones y grasa que le hace perder alrededor del ocho por ciento de peso. Así, un lomo que en una carnicería cordobesa pesa 1,2 kilo, pesa cien gramos menos para enviarse al exterior. “Estos precios, a los exportadores chicos, hace que no le cierren los números y que no convenga enviar carne afuera. Incluso a los grandes se les hará difícil mantener la ecuación”, señala a este diario el directivo de un grupo de exportadores cordobeses que decidió, por este año, bajarse de las exportaciones.
En la cuenta también se incluye el desfase financiero que produce la demora en la entrega de los Registros de Operaciones de Exportación (ROE), documento sin los cuales no se pueden realizar embarques de carne bovina. Para los exportadores de menos envergadura el nuevo esquema de distribución de la cuota Hilton por concurso representa un mayor costo, ya que requiere del pago de una caución.
Además de los cortes de la Hilton, se exportan los del cuarto trasero (nalga, bola de lomo) y los del cuarto delantero. En estos casos la tonelada cotiza a cinco mil dólares, convirtiéndose todavía en menos rentable frente a los precios del mercado doméstico. La carne del cuarto delantero tiene como principales destinos Rusia (congelada) y Chile (despostada y enfriada).
De mantenerse los precios internos -lo que se proyecta por, al menos, 60 días más- la tonelada de la cuota Hilton debería cotizar 60%  más (unos u$s 25 mil) para recuperar rentabilidad. Por supuesto que, más allá del nivel de ganancias, está la necesidad de cumplir con contratos de exportación preexistentes.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *