23 de marzo de 2010 13:11 PM
Imprimir

La exportación de granos cayó casi 45 por ciento en 2009

La fuerte sequía que afectó la cosecha 2008/09 dejó como saldo un recorte del 27% en el total de las exportaciones agrícolas argentinas, contando granos, aceites y harinas. Sin embargo, el rubro más afectado fue el de los bienes sin procesar, que cayó 45,5%.

Mientras que en 2008 se exportaron granos por 37,8 millones de toneladas, ese volumen cayó a 20,6 millones en 2009, producto de un recorte de 37% en la cosecha de los cuatro principales granos (trigo, maíz, soja y girasol).
En paralelo, las exportaciones de aceites cayeron sólo 4,4% y las de subproductos (como harinas) bajaron 10%, porque las empresas procesadoras de estos productos prefirieron exportarlos tras molerlos, para agregarles valor.

De esta manera, según el ranking publicado por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) la firma estadounidense ADM –que no procesa en el país– cayó dos posiciones y 41,6% en ventas desde las 4.1 millones de toneladas que exportó en 2008 a las 2,4 millones que envió en 2009. En la misma línea, Toepfer, que tampoco muele en el país, redujo 52% sus exportaciones.

Todas las traders que operan en la Argentina recortaron sus ventas en 2009, sin embargo, las cuatro firmas que lideran el escalafón se mantuvieron a la cabeza. Se trata de Cargill, que exportó 10,2 millones de toneladas en 2009, con una baja de 26% respecto de 2008; Bunge, que exportó 7.3 millones de toneladas (-32%); Dreyfus, con 5,8 millones de toneladas (-29,2%) y Aceitera General Deheza (AGD), con 5,1 millones de toneladas (-17,7%).

En el extremo opuesto de ADM y Toepfer se encuentra la aceitera nacional Vicentín. Esta firma prácticamente mantuvo sus exportaciones y pasó del octavo al quinto puesto del escalafón, con ventas por 3,2 millones de toneladas.

Con una capacidad instalada de más de 50 millones de toneladas anuales, las industrias radicadas en Rosario, donde se asienta uno de los mayores polos de procesamiento de granos del mundo, decidieron cambiar el mix de sus exportaciones para aprovechar la máximo posible su capacidad instalada.

Por eso, pese a que en 2009 molieron cerca de 43 millones de toneladas y tuvieron un remanente de capacidad ociosa, las firmas bajaron su actividad de procesamiento sólo 4% respecto de 2008, cuando la cosecha total fue una de las más altas de la historia, con casi 90 millones de toneladas para los cuatro principales granos.

La cosecha 2009/10 ya se estima 47% superior a la del año pasado, con lo que las exportaciones de granos crecerán a niveles cercanos a los de 2008. Según las estimaciones de la BCR, como piso, se enviarán al exterior unos 67 millones de toneladas entre granos, aceites y harinas.

En el caso de la soja, que aporta el grueso de la recaudación por retenciones, se espera una producción de 53,5 millones de toneladas y ventas externas de porotos de 10 millones de toneladas contra los 4,5 millones de toneladas pasadas. En el caso de la harina, se espera un aumento de la exportación de 25% y otro de 41,3% para el aceite.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *