24 de marzo de 2010 08:19 AM
Imprimir

Cordoba  –  El municipio comenzó a controlar pesticidas en el Mercado de Abasto

Se suspendió a dos quinteros por productos contaminados. A Giacomino llegaron a imputarlo porque no se efectuaban.Después de una causa penal en la que el intendente Daniel Giacomino fue imputado, al igual que otro de sus funcionarios y dos representantes del Senasa, la Municipalidad de Córdoba comenzó a hacer controles de pesticidas en el Mercado de Abasto.

Los muestreos, que el municipio debería haber iniciado en 2008, comenzaron a efectuarse desde 23 de febrero porque el Senasa comunicó que ya no podía hacerlos por cuestiones operativas, según dijeron a La Voz desde la Municipalidad de Córdoba.
Desde entonces, se hicieron 17 muestreos y en dos de ellos se detectaron pesticidas por encima de los niveles permitidos para acelga y espinaca, por lo que los dos quinteros proveedores de esos productos no pueden por ahora introducir su mercadería en el Mercado de Abasto.
"Se encontró endosulfán en acelga, de una quinta de Guiñazú, y deltametrina y endosulfán en espinaca de una quinta de Pilar. En ambos casos, estos pesticidas están permitidos en otros productos, como en la lechuga, pero no en estos niveles para estos productos en particular, por cuestiones biológicas", explicó José Casado, director de Calidad Alimentaria municipal.
Por el momento, y hasta que el municipio concrete la compra de equipamiento por entre 100 mil y 120 mil dólares para su laboratorio donde ya se hacen controles microbiológicos, se utiliza un laboratorio privado de General Cabrera, parte de la red autorizada por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria. En Córdoba no se pudo contar con el Ceprocor, de la Provincia, porque está saturado, dijo Casado.
Los controles de pesticidas se hacen siguiendo el Sistema de Control de Productos Frutihortícolas Frescos (Sicofhor), que según la resolución 148 de 2007 del Senasa debía iniciarse en 2008.
A principios de 2009, el Foro Ambiental Córdoba alertó a través de este diario que no se estaban efectuando y el fiscal Carlos Matheu inició de oficio una investigación que con un análisis encargado a la Universidad Nacional del Litoral determinó que había pesticidas por encima de los niveles permitidos.
"Aunque el Senasa nos pide hacer muestreos de unos 20 plaguicidas, estamos haciendo unos 50, al menos uno por semana. Senasa nos pide 60 muestras por especie por año de acelga, espinaca y lechuga, pero tenemos programado hacer unas 25 muestras mensuales", dijo Casado.
Actualmente, la causa judicial en la que se involucró a Giacomino está paralizada porque hubo apelaciones a la elevación a juicio que pidió el fiscal Matheu, luego apartado de la investigación.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *