25 de marzo de 2010 11:30 AM
Imprimir

Uruguay  –   Europa quiere pagar menos por la carne

La ausencia de Argentina en el mercado europeo difícilmente traiga un aumento de precios importantes para la carne uruguaya, como sucedió en 2007. El mundo precisa carne, Uruguay la tiene y busca hacerla valer más.

En Italia, España y, principalmente en Canarias, que es el gran mercado para la carne vacuna uruguaya, los importadores europeos buscan bajarle el precio al Hilton uruguayo y le están ofreciendo a los frigoríficos que participan en la Feria Alimentaria de Barcelona, los mismos valores que pagaron durante el pasado verano.

"Cuando los operadores europeos van a cotizar el Hilton uruguayo ofrecen por abajo de los valores del argentino y algunos de los operadores decidimos no vender", aclaró Marcelo Secco, ejecutivo del grupo Marfrig que maneja cinco plantas en Uruguay.
Anuncios Google

Según su visión, "no se puede competir con un monstruo que no existe (prácticamente, Argentina no está en el mercado) y por más que intenten bajar los precios de la carne uruguaya, la única mercadería con la que pueden contar los importadores es la nuestra".

Con ese criterio, los industriales uruguayos se pusieron duros e intentan mejorar su posición negociadora, cuidan los clientes, porque la Unión Europea es vital para cortes de alto valor, pero hacen respetar el prestigio y la calidad de la carne uruguaya.

Contrariamente a lo que se puede pensar, si se repasa la tendencia del mercado europeo en el 2007, cuando Argentina restringió sus exportaciones, Marcelo Secco consideró que la actual ausencia de ese gran exportador , "difícilmente acarree un aumento de precios importante para los cortes uruguayos". Por otro lado, Uruguay está jugando con otra estructura de mercados y básicamente, es Rusia el que permite -en algunos cortes-, lograr mejores valores, pero para los de alto valor, el principal destino es la Unión Europea.

"Eso hace que se deba manejar el mercado con cuidado y hacerle ver a los operadores que Uruguay tiene que vender su carne. El consumo está cauteloso y cubriéndose de la crisis económica, los importadores están temerosos", reflexionó el industrial en contacto telefónico con El País.

Para Uruguay, "la situación es buena, hay que tratar de usar el momento lo mejor posible y entender que la realidad viene de ajustes en toda la UE. Hoy, los operadores usan el momento para bajar un poco la temperatura del mercado."

Según explicó el industrial, "todo el mundo hace la suya y no hay nadie que esté en un juego franco". La feria termina mañana y participan varias empresas cárnicas uruguayas

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *