26 de marzo de 2010 02:01 AM
Imprimir

Aprobaron Ley que permitirá ampliar la superficie plantada con yerba mate

Senadores convirtió ayer en Ley el Régimen de Promoción de Inversiones y Fomento a la Producción de Yerba Mate. La norma posibilitará la creación de un fondo fiduciario para financiar inversiones, además de prever exenciones fiscales para los productores. El sector recibió con beneplácito la normativa.

El régimen prevé beneficios para nuevas plantaciones de hoja verde.(((((LOS NUMEROS))))): 20.283 hectáreas de yerba mate implantada tiene la provincia de Corrientes, distribuidas en los departamentos Santo Tomé e Ituzaingó.

(((((EL DATO)))): El nuevo régimen choca, de alguna manera, con la intención de algunos sectores de la producción de Misiones en el Inym, que sostienen que existe sobre-oferta de hoja verde y por ello promueven prohibir nuevas plantaciones.

En su sesión ordinaria de ayer, la Cámara de Senadores de la provincia convirtió en ley el Régimen de Promoción de Inversiones y Fomento de la Producción de la Yerba Mate, que promoverá la ampliación de la superficie sembrada con hoja verde en el Noreste provincial, que podría ir de la mano de la llegada de nuevas industrias para procesarla. La norma instruye, además, la creación de un fondo fiduciario para la financiación de inversiones, y los nuevos emprendimientos productivos e industriales quedarían exentos del pago de Ingresos Brutos. Los referentes del sector recibieron con beneplácito la aprobación de la ley.
Esta Ley faculta al Ejecutivo provincial a crear un fondo fiduciario con participación del Gobierno y aportes de organismos nacionales e internacionales de crédito y fomento de la inversión, cuyo destino sea financiar proyectos para la plantación de yerbales. Para acceder a la financiación por medio de estos recursos, los productores y empresarios deberán presentar un proyecto de inversión avalado por profesionales competentes, que será evaluado por una comisión integrada por un representante del fondo fiduciario (Banco de Corrientes), uno del Ministerio de la Producción y el restante por el Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym), quienes tendrán a su cargo la aprobación de los proyectos presentados.
Esta Comisión Evaluadora deberá priorizar los proyectos de los pequeños productores yerbateros, reduciendo los requisitos a lo mínimo indispensable para poder acceder a la financiación.
En este caso, la Ley beneficiará actividades como la implantación de yerbales, su mantenimiento, el manejo, el riego, la protección y la cosecha de los mismos, incluyendo las actividades de investigación y desarrollo, así como las de industrialización de la yerba mate, cuando el conjunto de todas ellas formen parte de un emprendimiento yerbatero o yerbatero-industrial integrado.
Además, el régimen establece beneficios fiscales, como la exención en el pago de impuesto inmobiliario correspondiente a la superficie efectivamente ocupada por el yerbal implantado y la aledaña afectada al proyecto, siempre que se trate de la instalación de nuevos proyectos agroindustriales y las ampliaciones de los existentes. Asimismo, quedó establecido que los ingresos derivados de la actividad ejercida en Corrientes con relación a las etapas productivas, industriales o de comercialización que se desarrollen conforme el marco de la Ley, se encuentran exentas del Impuesto sobre los Ingresos Brutos.

Abastecimiento
Con este régimen de promoción, Corrientes podría ampliar la superficie sembrada con yerba mate, y de este modo asegurar el abastecimiento a las industrias del sector. Más aún teniendo en cuenta que el Gobierno de Misiones continúa insistiendo con su Ley de Envasado en Origen, que proponía que la hoja verde y “canchada” no saliera sin envasar de los límites de la vecina provincia. “Nosotros tenemos que asegurar la materia prima para nuestras industrias, y una forma de hacerlo es aumentando la superficie implantada de hoja verde”, señalaron a El Litoral dirigentes productivos del sector.

El rol de la UOP
Por su parte, el referente del sector industrial yerbatero, Claudio Anselmo, explicó que pese a que aún resta la promulgación y reglamentación de la nueva norma, la creación de la Unidad Operativa de la Producción (UOP) facilitará este proceso. Anselmo comentó que la designación de un director ejecutivo para el sector yerbatero (en este caso Héctor Biale) facilitará la reglamentación, que se realizará desde el Ministerio de la Producción, por lo cual se podrían agilizar los trámites para la puesta en marcha del régimen de beneficios para las actividades productivas e industriales.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *