26 de marzo de 2010 12:59 PM
Imprimir

La soja en la cuerda floja

En medio de fundamentals poco propicios, con una aparente intención de siembra en EE.UU. y con la cosecha de América del Sur en acción, aparecen signos de aliento

Uno, muy importante, es el que ha salido de la Reserva Federal de EE.UU. que, finalmente, ha decidido mantener su nivel de tasas de interés. Ello implica que el horizonte de suba en el valor del dólar con respecto a las principales divisas –caso del euro- se acota.En buen romance: como un dólar apreciado significa menores precios en los commodities, la cosa ahora tiene algo más de color para el futuro inmediato de los granos.Lo bueno de todo ello es que puede durar un buen tiempo: diríamos que, al menos, hasta bien pasada la mitad del año. En consecuencia, si hace unos días atrás así se había determinado panorama, hoy éste ha mejorado.La cuestión es que el euro ha bajado mucho y por ende el dólar ha subido. Desde que comenzó el año hasta ahora la caída ha sido de un 7%. Recordemos que a principios de enero el euro estaba en u$s 1,45 y ahora se encuentra en u$s1, 33.Sin embargo, los pronósticos hablaban de una apreciación más acentuada del dólar.Si se logra encarrilar a los “enfants terribles” de la Unión Europea, esto es a Grecia Y Portugal, en un contexto de tasas de interés bajas en EE.UU. es posible que el dólar deje de revaluarse o, al menos, que permanezca en el actual nivel. En tal sentido, habrá que ver cómo sigue la economía de estos países y si los más fuertes -como Alemania- se avienen a otorgarles un salvavidas. Otra buena es la que procede de EE.UU. Allí los stocks son bajos y, por lo tanto, actúan fuerzas que dificultan la baja de los valores de la soja en Chicago.De acuerdo a las estimaciones de Oil World,  los stocks de soja al comienzo de marzo eran de 35,63 millones de toneladas, esto es un 4% menos que el nivel del año pasado y casi un 2% más bajo a lo calculado en febrero último. Si se dieran inconvenientes serios en la entrega de soja desde América del Sur, la situación tomaría un cariz más delicado, de precios en suba, ya que no habría un remanente adecuado para abastecer las demandas del mundo.Los inconvenientes logísticos de Brasil y de Argentina, sobre todo por cuestiones salariales, en los puertos, también, han actuado a favor de los precios.Mientras tanto, la cosecha avanza a todo vapor. En la Argentina hubo una corta interrupción por lluvias, pero ahora está nuevamente en su camino. Y la perspectiva de avance es buena ya que se espera tiempo estable para los próximos días.La superficie cubierta hasta al momento podría rondar en 2 millones de hectáreas. De acuerdo a la Bolsa de Cereales de Buenos Aires el rinde promedio se aproxima a 32,50 quintales por hectárea.Así están las cosas. Hay malas, pero también buenas. La cuerda está floja, pero está.Manuel Alvarado Ledesma

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *