12 de noviembre de 2009 08:25 AM
Imprimir

El SUL augura buenos tiempos para el negocio ovino

En el Centro de Investigación y Experimentación Dr. Alejandro Gallinal, ubicado en Cerro Colorado, Florida, el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) presentó los avances alcanzados en 2009 en producción de carne y lana, con difusión de las estrategias productivas y los mejores resultados económicos.

Con la presencia del subsecretario del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), ingeniero agrónomo Daniel Garín, y periodistas de todo el país, agasajados por la institución anfitriona, la directiva en pleno del SUL encabezada por su presidente, Gerardo García Pintos, refirió al buen momento del negocio ovino "con precios interesantes para la carne y lana".
En los últimos meses los precios de los dos productos del ovino muestran una fuerte recuperación en el mercado internacional, lo que se traslada a los precios al productor, que se ubican en valores similares a los que se obtenían antes del derrumbe de las bolsas.
Incluso exhibieron durante la charla brindada por el ingeniero Roberto Parma, un comparativo de los precios de exportación entre la carne ovina y bovina, que muestra una nueva tendencia hacia la primera, que este año alcanzó los casi U$S 3.000 por tonelada.
En el SUL entienden que la carne ovina también está recuperando valores de 2008.
Octubre cerró a U$S 2.900 la tonelada en Uruguay y la carne vacuna a U$S 2.400. Según el titular de la institución lanera, y "aunque no quiere decir que está todo bien, marca un cambio en la tendencia hacia otro posicionamiento que no solo es coyuntural, sino que pasa a ser estructural".
Lana
Otro factor positivo que exhibió el SUL, es el mercado del Este (Australia) que ante una salida de la crisis económica mundial, vuelve a los 800 centavos de dólar australiano por kilo de base limpia, tras una caída en 2008 a 450 centavos.
El precio de la lana, que había tenido un brusco descenso y que había acercado los valores de las distintas finuras, se recupera y nuevamente toma la tendencia hacia un mayor incremento en las lanas finas, siguiendo la evolución operada en el mercado australiano.
Para García Pintos, "la lógica nos decía que cuando cualquier producto escasea y su demanda está sostenida, tiene que haber un clic en que los precios sean más satisfactorios para la producción".
Cordero
Sin dudas que para el Secretariado Uruguayo de la Lana el cordero tiene un peso importante en el negocio ovino. Quedó demostrado en la recorrida de campo, en donde se mostró las diferentes estrategias de la invernada de corderos en campo natural con suplementación, como así también la invernada de esta categoría en mejoramientos extensivos, con un pastoreo restringido. Se hizo hincapié en el sistema criador, al presentar una majada de cría con mellizos y explicar datos referidos a la mejora de la reproducción, producción de lana, e incluso el proyecto de lanas medias. En su alocución, Parma significó que el precio del cordero pesado subió y supera al del novillo gordo. Desde el año 2000 se paga más por kilo de cordero pesado que por kilo de novillo gordo. La diversificación de los mercados para carne, más allá de Brasil y Europa, ha generado buena demanda y precios sumándose Arabia Saudita, la Federación Rusa y otros que son muy importadores (Jordania).
Tendencia
El stock ovino ha descendido pero la presente situación como las perspectivas futuras podrían hacer variar la tendencia en el mediano plazo, dependiendo de los rubros competitivos. Respecto a la producción de carne, parece necesario continuar con la mejora de la productividad, tanto en lo que respecta a procreos como en el engorde de una mayor proporción de los corderos que se producen, ya sea logrando que más criadores engorden sus corderos o puedan integrarse con invernadores. La posibilidad de complementar los más diversos sistemas y mantener buenos niveles de producción en los más variados ambientes, aún en condiciones climáticas adversas, son fortalezas del ovino.
Mercados
Según el presidente del SUL, "debemos destacar que esta situación de exportación ocurre aún sin tener abierto Estados Unidos, ni México, ni Canadá".
Las tendencias a largo plazo también generan buena expectativa. En los últimos 20 años la lana mantuvo cierta estabilidad en las exportaciones, pero la carne viene en una tendencia alcista casi constante.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *