28 de marzo de 2010 17:09 PM
Imprimir

Más de 20,4 millones de tn. es la nueva estimación para el maíz

Los mejores rendimientos en Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires, aumentaron la productividad unitaria nacional de 78,5 a 80,4 qq/ha. evidenciando la excelente campaña del maíz. En cuanto a la soja, en la zona núcleo por las enfermedades de fin de ciclo hay pérdidas del 10% a 15% sobre las expectativas de rendimiento.

Casi 700 mil Tn se suman a la anterior estimación de producción por los mejores rendimientos en Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires. Por lo tanto, la estimación de productividad unitaria nacional pasa de 78,5 qq/ha a 80,4 qq/ha, dejando más que claro la excelente campaña del maíz.Respecto de la soja, por ahora sostenemos el rinde promedio nacional en 28,5 qq/has, por lo que la estimación de producción no sufre variaciones y queda en 52,5 millones de toneladas.Sin embargo, seguirá habiendo ajustes en estas cifras en la medida que avancen las labores de recolección, muy incipientes al momento de efectuar el corte de esta evaluación.Los ajustes efectuados en las estimaciones de rindes del maíz de esta campaña 2009/10, merced a los excelentes valores que se atestiguan en los campos de Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires permitieron hacer la estimación que puede apreciarse en el cuadro adjunto. Los ajustes efectuados arrojan una producción argentina de 20,4 millones de toneladas, partiendo de un histórico rendimiento medio nacional de 80,4 qq por hectárea.La sojaEn el caso de la soja, en la medida que las labores de cosecha estaban en sus inicios al momento de evaluar el comportamiento del rinde, se mantienen los valores que se estimaron en el informe anterior, tal como puede apreciarse en la tabla adjunta. Por lo tanto, se estima en 52,5 millones de toneladas la producción de la oleaginosa 2009/10.Se advierte, sin embargo, que el comportamiento de las distintos cultivares y los controles realizados ante los severos problemas de enfermedades de fin de ciclo y mancha ojo de rana deberán despejar la incógnita de cuál es el peso final obtenido de los granos. En algunos sitios de la zona núcleo se le atribuyen a las enfermedades pérdidas de 10% a 15% sobre las expectativas de rendimiento iniciales para la soja.Las lluvias también tendrán un rol fundamental al definir el tamaño final de la cosecha argentina 2009/10, en el caso que la falta de piso impida la cosecha en tiempo.Las napas siguen altasA pesar de que en las primeras tres semanas de marzo no hubo precipitaciones en el sur de Córdoba y Santa Fe y noroeste de Buenos Aires el nivel de las napas sigue estando en niveles críticos en la región núcleo. Este factor es crítico. Ello preocupa y motivó un acelerado avance de labores en días anteriores a la fecha de corte de esta estimación. En muchos casos, no se esperó a que el maíz secara en planta y se recogió con niveles elevados de humedad.Para arribar a las estimaciones de rendimiento se ha hecho un seguimiento de la condición de agua en el suelo en Argentina a lo largo de la campaña, con mayor grado de detalle en el área GEA Guía Estratégica para el Agro, y su efecto sobre los cultivos de acuerdo con sus fases fenológicas. También se recurrió a los datos aportados por colaboradores calificados. A pesar de que en marzo no hubo precipitaciones en el sur de Córdoba y Santa Fe y noroeste de Buenos Aires el nivel de las napas sigue estando en niveles críticos en la región núcleo

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *