28 de marzo de 2010 17:18 PM
Imprimir

Soja: hay que cuidar el grano

Margarita Sillon advirtió que hay presencia de enfermedades como antracnosis que podrían perjudicar la calidad de la cosecha, ya sea con destino comercial o para semilla. Prestar más atención al lote y usar los químicos en forma adecuada son dos de las recomendaciones más importantes.

La mayoría de los cálculos auguran una excelente cosecha sojera con una producción récord gracias a las óptimas condiciones hídricas. Pero esa misma humedad también es el vehículo ideal para la proliferación de hongos que, de no ser tratados adecuadamente, podrían perjudicar la producción.Esa fue la principal advertencia que lanzó la fitopatóloga Margarita Sillon durante una jornada a campo del semillero Sursem en Maciel, 110 kilómetros al sur de la capital provincial. “Es un año muy bueno para el desarrollo de los cultivos, pero también para los hongos que se encuentran presentes en el rastrojo”, advirtió la especialista, y remarcó que la preocupación por estos patógenos es aún mayor que por roya asiática de la soja (RAS).La mancha ojo de rana sigue siendo un riesgo importante, pero entrando a cosecha el principal temor lo generan aquellas enfermedades que pueden perjudicar la calidad del grano, ya sea para su uso comercial como para semilla.Calidad en peligroPhompsis, fusarium y antracnosis figuran entre las afecciones más riesgosas de las que mencionó Sillón en diálogo con Campolitoral. “En la últimas semana he tenido casos de lotes cercanos a cosecha con ataque importante de antracnosis; y han sido lotes que tuvieron aplicaciones de fungicidas pero muy por debajo de la dosis y entonces tenemos que pensar que han tenido un mal manejo”, comentó la especialista.La misma enfermedad se encuentra en aquellos lotes que no fueron tratados. “En zonas puntuales como Esperanza y María Juana hay problemas en vaina, así que la recomendación es que pongan mayor atención con lo que falta en cuanto a calidad de cosecha”, agregó.El análisis se centra en la aplicación de fungicidas, en particular respecto del momento oportuno para dar mayor protección a los cultivos. “Pensamos en el rendimiento al aplicar en R3”, dijo Sillon, pero aclaró que también hay que estar atentos a la posibilidad de tener complicaciones por lluvias al momento de levantar un lote. “Hoy, con cosechas que no son tan inmediatas, podemos tener ataques de chinches tardíos que termine de permitir el ingreso de los hongos a la semillas más rápidamente”, remarcó.Efecto de los fungicidas“Creo que el productor o el técnico se tienen que concentrar más en aquellas enfermedades de fin de ciclo relacionadas con el rastrojo y dentro de ellas la mancha ojo de rana más que la roya, sobre la cual vemos que los estudios de los últimos 6 años nos muestran que el impacto mayor está centrado casi siempre en marzo o abril”, indicó Sillón. De todos modos, advirtió que se necesita seguir con el monitoreo de los lotes tardíos que aún se encuentran susceptibles a RAS. “Algunos están recién en R3 en el centro de santa fe”, señaló.La fitopatóloga consideró que el hongo asiático no progresó lo que se esperaba por haber tenido detecciones tempranas, pero sobre todo porque “las temperaturas diurnas de más de 35/40 grados frenaron el avance de la enfermedad”.Sin embargo aclaró que “de todas maneras hoy estamos detectando lotes, sobre todo en San Justo, que fue una de las primeras en las que apareció, con 80% de incidencia aunque sin severidad por lo que no se ve a campo”.Respecto de mancha ojo de rana, sostuvo que tras la intensa aparición en diciembre hubo controles efectivos que le pusieron un freno, ayudados por las bajas temperaturas nocturnas, inferiores a los 20ºC que necesita la enfermedad, pero que últimamente se observa un rebrote. “Volvió a progresar en algunos lotes en últimos 15 días y en algunas sojas de segunda”, añadió.Donde no se hicieron aplicaciones contra esta enfermedad, ahora aparecen otras. “Hoy hay un progreso en lotes no aplicados de cercóspora kikuchii, sobre todo en los que tuvieron mucho sol”, comentó Sillon, y puntualizó que “hay bastante en el centro oeste de Santa Fe, por la ruta 19 cerca de San Francisco hay lotes bastante afectados”. 
 Último parte de Roya en Santa FeEn su más reciente boletín semanal, que consigna datos de los relevamientos hechos entre del 12 al 18 de marzo, el INTA consigna que en el norte santafesino se conjugan condiciones óptimas para la propagación de la Roya Asiática de la Soja (RAS). Aunque las lluvias complican los monitoreos, se recibieron noticias de nuevos lotes infectados en zonas ya denunciadas, así como en otras nuevas como La Sarita, Nicanor Molinas, Villa Ocampo y Las Toscas.En el centro se da la misma situación, sumándose Sunchales y Larrechea a las localidades ya declaradas con RAS. En tanto, se observó un incremento en los parámetros de incidencia y severidad en regiones en las que estaba ya presente el hongo, como Crespo, San Justo, Emilia e Irigoyen. “La prevalencia para los lotes monitoreados en el centro de Santa Fe (71 lotes) se incrementó del 47 al 51%, teniendo en cuenta todas las detecciones realizadas hasta el momento”, consigna el informe

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *