19 de marzo de 2010 08:01 AM
Imprimir

Tala es el ejemplo del Uruguay agro-inteligente

Los productores agropecuarios de la localidad de Tala en el departamento de Canelones, comenzaron a acceder a internet, mediante una red inalámbrica.

Los integrantes de la Sociedad de Fomento Rural de Tala. Desde hace unos meses la SFRT han concretado un acuerdo con la Red de Apoyo al Plan Ceibal (RAP-CEIBAL) que les ha permitido instalar antenas para contar con conexión inalámbrica en la zona rural de dicha localidad beneficiando a unas 800 familias rurales que podrán intercomunicarse y generar una red interna muy necesaria en el medio, además de la posibilidad de tener acceso a Internet, mejorando con esto, la información muy necesaria a la hora de tomar decisiones.Un caso puntual es el de Aldo, quien es encargado de la Comisión de Seguimiento de la Maquinaria- cabe destacar que hace un año, esta organización fue beneficiaria de la donación de dos tractores con equipo de enfardado efectuada por la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), en el marco del acuerdo con el Proyecto Uruguay Rural (PUR) del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca (MGAP)-. Por el carácter de su trabajo honorario, la organización decidió la contratación de seguimiento satelital  para estas unidades, a la vez instaló en el hogar de Aldo una antena que permite acceder a Internet, pudiendo así, realizar un seguimiento en tiempo real, sin la necesidad de desplazarse. Existen también dos ciber café rurales gratuitos, donde un docente imparte cursos a modo de instruir a los noveles usuarios. El Proyecto Aurora proyecto-aurora.blogspot.com  para los productores de la zona ha marcado un antes y un después, sus hijos disfrutan ahora de conectividad gratuita a Internet, utilizando las computadoras que trajeron de la escuela, y ellos, paradójicamente, están capacitando a sus padres, en el uso de la informática. El conocimiento impartido por parte de quien lo tiene, dirigido a quien lo demanda, rompiendo un molde esquemático donde mucho tiempo hacía que la familia luego del trabajo cotidiano no se reunía en torno a una mesa a compartir, a dialogar, a entenderse, y ahora, además de eso, se van de viaje un rato por el mundo

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *