25 de marzo de 2010 00:22 AM
Imprimir

Agricultura avisó al campo que no liberará exportación de carnes

Tras más de tres horas de reunión en el Ministerio de Agricultura, la mesa de enlace seguía en negociaciones con el titular de la cartera, Julián Domínguez, para lograr algunas conquista que calmara los ánimos de las bases, que reclaman una vuelta a las protestas desde que se frenaron las exportaciones de carne hace más de una semana

Con los temas ganaderos al tope del orden del día, los presidentes de las cuatro entidades agropecuarias, Mario Llambías (CRA), Eduardo Buzzi (FAA), Luis Biolcati (SRA) y Carlos Garetto (Coninagro) llevaron a la reunión las propuestas consensuadas entre las cuatro entidades, cuyos segmentos técnicos estuvieron reunidos ayer.

Como habían dejado trascender, las entidades pidieron al ministro una reducción temporal del IVA al consumidor en el plano minorista y otros beneficios tributarios para las carnicerías, con la intención de que baje de inmediato el precio al consumidor.

En paralelo, como era de esperar, reclamaron la liberación de exportaciones de carne y dar previsibilidad al otorgamiento de los permisos que se tramitan en la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca).

Pero como contrapartida, Agricultura llevó el compromiso de que se podrán exportar este año 350.000 toneladas, según dejaron trascender en el Ministerio antes de terminada la reunión. Eso implica una reducción de casi 40% respecto de las ventas récord al exterior del año pasado.

En la propuesta presentada por Agricultura, un punto específicamente referido a la “previsibilidad en las exportaciones”, incluye el compromiso de que se liberarán los permisos para exportar Cuota Hilton, carnes cocidas y “un porcentaje de carnes enfriadas no Hilton que no colisione con las necesidades internas”.

Según diversos informes del sector productivo y cárnico, los consumidores argentinos sólo podrán comer este año unos 53 kilos de carne, contra los más de 71 kilos del año pasado por la merma en la cantidad de hacienda disponible tras las matanzas récord de los últimos años.

En paralelo, Domínguez llevó a la mesa de enlace una decisión que encomendó directamente la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner: la modificación del sistema de compensaciones a los engordadores de hacienda a corral (feedlots) que se reducirán a subsidiar la producción de novillos pesados, de más de 430 kilos para aumentar el peso de cada animal. Ahora se compensa el engorde de terneros de cualquier peso.

Contra la voluntad de las entidades, que pidieron reducir el peso de faena para promover la producción de cría, el Gobierno anunció que lo elevará, con la misma intención con que redireccionará los subsidios: para incrementar la producción de carne con animales más pesados. De esta manera, no se podrán faenar animales de menos de 270 kilos, y ese peso se incrementará en 10 kilos por cada bimestre, hasta 320 kilos en febrero de 2011.

En medio de la reunión, los equipos técnicos de uno y otro lado salieron del salón gris, donde se encontraban los presidentes de la entidades con Julián Domínguez, y luego regresaron a la reunión que se extendía.

los ruralistas llevaban también en carpeta sus reclamos por el trigo, que hace meses no tiene compradores porque las exportaciones están cupificadas.

Los cuadros técnicos de la mesa de enlace habían propuesto que se liberarán las exportaciones y que el Gobierno financiera a los molineros por la compra de 2,5 millones de toneladas del cereal en el mercado a término y los compensara por la venta de harina en el mercado interno.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *