25 de marzo de 2010 01:24 AM
Imprimir

Repercusión internacional

La noticia del conflicto en las terminales portuarias corrió como reguero de pólvora a nivel mundial. Un despacho de la agencia Reuters difundido anteayer consignó los temores de que la protesta "se termine generalizando".

No es para menos: allí se embarca la tercera parte de los granos de la Argentina, las empresas advirtieron que una parálisis significaría el caos para el negocio exportador pero además complicaciones para las arcas del Estado, dado que el fisco recauda unos 100 millones de dólares semanales sólo en retenciones sobre los granos.

De hecho, la noticia del piquete a los puertos ya tuvo repercusión en los mercados internacionales de commodities, impulsando al alza a los valores de los contratos de soja de vencimientos más cercanos.

El lock out sobre las terminales portuarias de Puerto San Martín y Timbúes además traería consecuencias sobre la labor de unos 4 mil operarios, imposibilitados de cumplir sus funciones, alertaron las empresas.

Por las instalaciones que empezaron a ser afectadas por el conflicto se embarcan anualmente unas 30 millones de toneladas, que en su mayor parte son transportadas en camión. Fuentes empresarias consignaron que las medidas de fuerza también paralizarán unos 5 mil camiones convirtiendo a la zona en un auténtico polvorín y multiplicando las dificultades de tránsito ya de por sí habituales en condiciones normales.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *