26 de marzo de 2010 11:44 AM
Imprimir

El Gobierno coparticipa un tercio de lo que recauda por hectárea de soja

Pese a que el Fondo Federal Solidario de la soja que implementó la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner sumará este año $ 1.869 millones a la coparticipación federal, el Estado sigue concentrando el 70% de lo que recauda por hectárea de soja.

Contando las retenciones, el impuesto al cheque, Ganancias y Bienes personales, que genera cada hectárea de soja, el Gobierno se alzará con u$s 8.050 millones, mientras que de ese monto volverán a las provincias –con el fondo sojero incluido– u$s 2.453 millones.

Los datos se desprenden de un informe realizado por el presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez), Néstor Roulet, ex vice de CRA, que agrega que los productores obtendrán ingresos por u$s 1.963 millones tras cosechar las 19,6 millones de hectáreas sembradas con la oleaginosa este año en el país. Esto implica que, por cada hectárea de soja el productor obtendrá una ganancia de u$s 100,15 en campo propio, renta que se reduce en campos alquilados.

Por su parte, por cada hectárea, el Gobierno recibe u$s 333,30 en concepto de retenciones (con rendimientos de 2,8 toneladas por hectárea) a los que hay que sumar el Impuesto al Cheque (u$s 7,42), Bienes Personales (u$s 8) y el Impuesto a las Ganancias (u$s 62,23) para obtener los u$s 410,85 que, calcula Roulet, recolectará el Estado. De ese total, la coparticipación primaria –que excluye a las retenciones– suma u$s 71,36, de los que le corresponden a las provincias u$s 30,69, esto es, el 43%.

Sin sumar el fondo solidario, las provincias recibirán u$s 583.110 millones, cuando, por caso, las tres primeras provincias productoras, Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires, aportarán u$s 2.465 millones, u$s 2.300 millones y u$s 1.972 millones, respectivamente, a las arcas nacionales.

Con la instauración del fondo solidario, que coparticipa el 30% de las retenciones a la soja, es que se alcanza el monto de u$s 2.453 millones que reciben las provincias. Pero la repartición está lejos de conformar a la tríada de provincias sojeras.

La repartición del Fondo Solidario de la Soja respeta los porcentajes que dispone la Ley de Coparticipación, sin importar que las provincias aporten dinero por retenciones o no. A diferencia de lo que sucede con las provincias petroleras, las provincias que más producen obtienen poco del fondo creado por sus propios aportes.

Córdoba, la mayor productora, recuperará por coparticipación y fondo sojero el 9,17% de lo que aporta por retenciones y otros tributos, según los cálculos de Roulet.

La segunda productora, Santa Fe, recibirá un 10% de retribución respecto del aporte tributario que haga esta campaña, mientras que Buenos Aires, la tercera productora, recibirá, por sus márgenes de coparticipación, casi 25% de su aporte.

“Indudablemente, esta asimetría le quita calidad institucional al país, porque el poder económico prevalece para un Estado Nacional autoritario”, expresa Roulet.

Mientras, las provincias se preparan para emitir deuda y así paliar sus déficits de caja.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *