19 de julio de 2011 11:44 AM
Imprimir

Crece demanda de Canadá por los cueros uruguayos

URUGUAY : Los cueros bovinos uruguayos semi curtidos ya están arraigados en el mercado canadiense, donde se detectaron nichos de alto valor que presentan una fuerte demanda. Ya hay tres fábricas produciendo para ese destino y se unirán otras dos.

Cuando se complicó la importación de carne bovina uruguaya, porque los precios de la tonelada quedaron por encima de los que se le paga a Australia, Estados Unidos y otros competidores, la empresa Natural Meat Distribution comenzó a apostar a los cueros. Dirigida por el uruguayo Daniel Zefferino comenzó el ingreso de este nuevo rubro, con proceso de semi curtido, donde hoy están participando de la importación tres fábricas, en el marco de un programa de producción de un mismo cuero a seis colores. Las cargas llegan desde Uruguay vía aérea y según Zefferino, están ingresando "un promedio de 4.000 o 5.000 pies por semana". La demanda, al menos por el momento "se mantiene firme", al punto tal que los importadores están contactando a otras dos fábricas para poder abastecerse de mayor volumen de mercadería y así atender nuevos nichos de mercado. En el marco del programa que se está haciendo con tres fábricas, "todavía hay mucho para crecer", aseguró el empresario uruguayo en el contacto telefónico con El País. Todo hace prever que la importación de cueros uruguayos se incrementará, dependiendo del volumen de oferta existente en el mercado en estos meses, donde la faena de bovinos continúa baja, porque no hay suficiente ganado preparado para mantener un ritmo de faena superior en los frigoríficos. DESTINO. Los cueros vacunos uruguayos son destinados a la industria del sofá en Canadá. "La industria de China produce un artículo muy barato y de mala calidad. Hay un segmento de consumidores de alto poder adquisitivo que no quiere gastar su dinero en un sofá barato que le dure un año y medio. Apuestan a la calidad, a un producto más natural y más duradero", explicó el operador. Toda esa movida, hace que los cueros bovinos uruguayos procesados se destinen a un segmento de mercado que premia la calidad y por consiguiente consiguen mejores valores. Pero en ese segmento de mercado donde se pagan mejores valores por la materia prima, también hay competencia y el producto uruguayo se enfrenta al italiano, así como al de Brasil y Argentina, explicó Zefferino. Por ahora, según dijo el operador, el producto importado desde las curtiembres uruguayas "compite muy bien". Brasil tiene un cuero natural con muchos defectos -dañado por mosca de los cuernos, garrapata y otros problemas ocasionados en el manejo diario de los animales- y esos daños repercuten en el proceso industrial, elevando los costos. De todos modos, el cuero brasileño sigue llegando a un valor muy competitivo al mercado canadiense. Diferente es el cuero italiano, reconocido en el mercado por su alta calidad y apto para elaborar cualquier artículo de lujo, porque además tiene un muy buen proceso industrial. En el caso de Argentina, el volumen es menor, porque el país perdió mucho ganado en esos últimos años. Existe interés en cortes de ovinos En Canadá existe interés por la carne ovina uruguaya, pero el gran problema es la falta de oferta y los altos precios, según explicó a El País Daniel Zefferino, director de la empresa Natural Meat Distribution. Hoy los frigoríficos consiguen mejores valores en la Unión Europea y Brasil y no quieren vender en otros destinos. Mientras tanto, Nueva Zelanda está entrando con una pierna desosada directamente en los supermercados canadienses que llega al público a US$ 28 por kilo. Según el operador, el cordero neocelandés compite bien con el producido en la provincia de Ontario, que es una fuerte productora de carne ovina, pero con su producción no llega a abastecer a todo el país. En carne bovina, Uruguay está muy caro y prácticamente no se importa nada.  El País

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *