1 de julio de 2013 17:22 PM
Imprimir

Habilitan una cámara de frío para el acopio de liebres en Trevelin

En el transcurso de la semana pasada, y luego de la firma del convenio con el Frigorífico Esquel para la reactivación de la caza de liebres y su procesamiento con destino a la exportación, se procedió a habilitar las diferentes instancias de la zafra, que garanticen la calidad del producto en toda la cadena.

Es por ello que luego de gestionar la habilitación por parte del SENASA, la Dirección de Fauna de la Provincia del Chubut hizo lo propio con una cámara de frío en Trevelin, destinada a la conservación de liebres para la faena comercial. Como se recordara, el pasado lunes, el gobernador de la Provincia, Martín Buzzi, presidió la firma del convenio con el Frigorífico Esquel y en esa oportunidad estuvo presente también el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Norberto Yauhar.

Formalizado ese convenio se avanzó en la habilitación de la cámara de frío y tras ese hecho, en declaraciones a la prensa cordillerana, la titular de la Dirección de Fauna de la Provincia, Silvana Montanelli, indicó que el procedimiento «es parte de las medidas que se adoptan en todos los aspectos para asegurar la sanidad del producto, en este caso la liebre».
Montanielli, dijo que la Dirección de Fauna y Flora «participa también de la habilitación del frigorífico Esquel y que en esta oportunidad, en el marco de los convenios que se firmaron también con la Asociación Los Andes de Productores Agropecuarios (ALAPA), se atendieron algunas excepciones plantadas por esa entidad». En este sentido, la funcionaria precisó que las mismas «se refieren al número de cazadores que tramitaron su permiso a través de ALAPA y también la eximición para estos cazadores de la tasa de caza comercial de liebre».

La funcionaria explicó que cuando se habilita la caza tanto comercial como deportiva hay una reglamentación de la Dirección de Fauna, y otra reglamentación nacional. «En ese marco –dijo-, se establece que quienes practican la caza deportiva o comercial tengan los permisos que corresponden a cada caso, y la autorización de los dueños de los campos. Esto es fundamental en el caso de los controles, porque los organismos de seguridad van a solicitar ese tipo de documentación». Recordó también la funcionaria provincial que los cazadores están obligados a tener en regla las credenciales que certifican su condición de Legítimos Usuarios de Armas de Fuego expedida por el RENAR, así como la tenencia de sus armas, y respetar todas las normativas respecto al transporte y uso de armas de fuego; el tipo de herramientas reglamentarias y todo lo referente a ello, estando estos controles bajo la jurisdicción de la Policía y Gendarmería. Enfatizó en ese sentido Montanelli que además de cumplir con las reglamentaciones de Fauna «los cazadores deben cumplir acabadamente con las leyes de tránsito, por ejemplo; o las normativas que regulan los lugares no habilitados para la caza como son rutas y callejones». «El no cumplimiento de estas normas puede ocasionar sanciones o inhabilitaciones», concluyó.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *