2 de julio de 2013 12:18 PM
Imprimir

INAC muestra la calidad de la carne de vacuno uruguaya en el Congreso Regional de la Carne IMS

El presidente del INAC, Alfredo Fratti, realizó una presentación en el marco del Congreso Regional de la Carne IMS (International Meat Secretariat) en la ciudad de Goiana, Brasil. Resaltó la importancia de la calidad de la carne y que Uruguay tiene “objetivos claros” que se pueden medir en sanidad, inocuidad, genética, bienestar animal, certificaciones, trazabilidad y el control a través de “cajas negras”.

El congreso que se realizó hasta el 27 de junio en el Centro Cultural y Convenciones de Goiania, Brasil, analizó temas referentes a la producción de la ganadería vacuna, porcina, ovina y caprina, y focalizó en los aspectos legales, de producción, salud, calidad y promoción.

Uruguay tiene casi 12 millones de cabezas de vacuno y 9 millones de ovino, que representan la principal actividad económica. En ese marco agregó que la industria cárnica ha tenido una gran transformación en los últimos 10 años y que Uruguay es el séptimo exportador mundial de carne —le vende a más de 120 países—, añadiendo que “nos resta exportar carne vacuna refrigerada a Japón”.

En la oportunidad, el presidente de INAC resaltó que Uruguay tiene “objetivos claros”, que se pueden medir en sanidad, inocuidad, genética, bienestar animal, certificaciones, trazabilidad y el control en frigoríficos a través de “cajas negras”. “Pero también podemos seguir creando valor para nuestros clientes, construyendo en base a ‘conceptos subjetivos o emocionales’ de diferenciación captados y valorados en la mente de los consumidores. Estamos hablando del ‘plus’ que otorgan las marcas, ya sea la marca país o una marca producto”, agregó.

“Así como la información de la trazabilidad de campo se trasmite diariamente al Ministerio de Ganadería, la información de la trazabilidad industrial de la carne se trasmite a tiempo real al INAC, quien monitorea todo el proceso”, detalló Fratti.

“Siempre buscamos poner toda la información al alcance de nuestros productores, industriales, agentes comerciales y compradores del mundo, estén donde estén. El sistema de trazabilidad del ganado es así y el de trazabilidad industrial también. Usted podría saber paso a paso qué está sucediendo en Uruguay con su ganado sin moverse de Goiana”, precisó.

Fratti manifestó que la calidad de la carne se puede definir por su color, su terneza, su jugosidad, su sabor, su aroma, el respeto por el ambiente en la producción, el seguimiento de protocolos de bienestar animal y las garantías de comercio justo. También expuso que los cimientos para lograr la calidad de la carne implican confianza del consumidor, inocuidad, trazabilidad, apego a las normas internacionales y procedimientos según protocolos consensuados entre los países compradores y vendedores.

“La calidad puede entenderse como un edificio de muchos pisos, cuanto más alto queremos llegar, mejores tienen que ser los cimientos. Este edificio comienza a ser visible para el consumidor final, cuando nos acercamos a la definición del producto según su raza. En Uruguay más del 90 % del ganado para faena pertenece a las razas carniceras Hereford y Aberdeen Angus. Las razas británicas son reconocidas en el mundo por sus buenos atributos agronómicos y por la calidad de las carnes que producen”, acotó.

El presidente del INAC, Alfredo Fratti, concluyó invitando a los presentes para que conozcan el país y concurran, el 8 y 9 de noviembre de 2016, a Punta del Este en ocasión de celebrarse el Congreso Mundial de la Carne IMS-OPIC.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *