6 de julio de 2013 11:36 AM
Imprimir

Neuquén perdió 215.000 chivos en un año

Los efectos de la sequía y ceniza fueron tremendos en el interior provincial. De 873.000 cabezas que había en el 2011 quedaron 658.000 en el 2012, según datos aportados por el Senasa.

El rodeo caprino en la provincia de Neuquén se redujo en 215.000 cabezas el último año como producto de la sequía, los efectos de la ceniza y, en menor medida, la implementación de medidas de manejo técnico que minimiza la cantidad a favor de la calidad.

En en año 2011 había unas 873.601 cabezas de ganado caprino en Neuquén, cifra que la ubica en los primeros lugares de las provincias con existencias de chivos, y el año pasado se redujo a 658.750 cabezas, según se desprende del anuario estadístico 2012 presentado por el Centro Regional Patagonia Norte del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria, Senasa.

En los últimos cinco años que se relevan estadísticas oficiales, se observa que el pasado fue el año con menor existencia de chivos en Neuquén y el 2010 fue el que más animales censó: 921.574 cabezas.

La base de cálculo es el registro nacional de productores agropecuarios, un trámite que se realiza en el Senasa en función de temas sanitarios y también como una suerte de DNI necesario para acceder a beneficios estatales.

El subsecretario de Producción, Javier Van Houtte, sostuvo que “hay una combinación de factores que determinaron la merma del ganado caprino” y recordó que el 75% de la provincia está declarada en emergencia por la sequía.

Mencionó también los programas oficiales de mejoramiento del manejo de los piños como el Programa de Desarrollo Rural de la Patagonia, Proderpa, que en un 70% está destinado a un centenar de pequeños ganaderos. “El mejoramiento genético o el aprovechamiento del pelo puede suavizar la renta y contrarrestar la merma”, arriesgó.

Describió los programas de cashmere, un pelo del chivo criollo que quedaba en el campo porque no se aprovechaba, y que ahora se va a peinar e hilar con una máquina que se importó de Canadá que se instalará en un predio del parque industrial de Chos Malal.

Otro equipo se lo hará funcionar en Zapala para dar el servicio a los ganaderos que tienen chivos angora y producen mohair.

“Lo que antes se desparramaba ahora se procesará y se comercializará con valor agregado”, afirmó.

La estadística indica quede los 1.212 establecimientos con ganado caprino, la mayoría, unos 456, tienen entre 1 y 200 cabezas; otros 354 poseen entre 201 a 500 animales; y sólo 11 establecimientos tienen más de 5.000 cabras. El 38,2% de las cabezas de ganado caprino lo tienen 137 establecimientos medianos a razón de un promedio entre 1.000 y 5000 cabezas.

En el caso de Río Negro la caída fue muy fuerte en bovinos y ovinos, con pérdidas del 50 por ciento en el término de cinco años.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *