20 de julio de 2011 07:14 AM
Imprimir

Consecuencias de la sobredosis de nitrógeno

Un estudio recientemente elaborado por 200 investigadores a lo largo de cinco años, estima por primera vez en términos económicos los daños provocados por la sobredosis de nitrógeno aplicado en los campos de Europa: entre 70.000 y 230.000 millones de euros al año.

En el cálculo se incluyeron los efectos sobre el clima y la pérdida de biodiversidad. “Esto es más del doble de los beneficios que los fertilizantes de nitrógeno generan en las granjas europeas”, escribe en un comentario en la revista Nature Mark Stutton, del Centro de Ecología e Hidrología de Edimburgo y uno de los autores del estudio European Nitrogen Assessment. Su mensaje principal es que recortar las emisiones de nitrógeno es uno de los retos medioambientales más importantes del siglo XXI. Hoy en día, los fertilizantes añaden cada año 11 millones de toneladas de nitrógeno reactivo a los campos europeos, lo que –según el European Nitrogen Assessment– genera a los granjeros un beneficio de entre 20.000 y 80.000 millones de euros al año. Pero una inyección tan sustanciosa de nitrógeno reactivo en el ambiente tiene sus consecuencias. El exceso de nitrógeno empeora la calidad del aire, el suelo y el agua, con importantes efectos sobre la salud humana. En el agua estimula el crecimiento explosivo de las algas, que acaban consumiendo el oxígeno y creando grandes zonas muertas, sin peces. En el agua dulce, los científicos estiman que alrededor del 80% de las aguas europeas contienen nitrógeno en cantidades que suponen un riesgo para la biodiversidad.
Los investigadores reclaman acuerdos internacionales similares a los alcanzados para combatir el cambio climático y resaltan que no se trata de contraponer la protección del medio ambiente a la producción de alimentos, sino de usar el nitrógeno de forma mucho más eficaz: “Hoy en día la mitad del nitrógeno de fertilizantes se pierde en el entorno”, escriben. “Esto se traduce en una pérdida de beneficios para los granjeros de entre 13.000 y 65.000 millones de euros anuales. Hay mucho margen para usar el nitrógeno más eficazmente”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *