8 de julio de 2013 23:31 PM
Imprimir

Las cotizaciones a futuro, nos hacen un llamado de atención

Un año atrás, allá por los meses de julio- agosto 2012, cuando estábamos iniciando la campaña pasada decíamos, “en este ciclo, por el lado de los precios, no vemos mayores riesgos…”. Sucede que veníamos de un fracaso de la producción Sudamericana, y a su vez, estábamos comenzando a transitar una de las sequías más severas de la historia de Estados Unidos. Esto nos ponía de manifiesto, que la tan ansiada recomposición de existencias, producto de una superproducción norteamericana, no iba a poder lograrse al menos en ese ciclo. Este se convertía en el principal argumento para ver un cierto sustento en las cotizaciones. Luego vinieron algunas complicaciones climáticas- principalmente en Argentina y en menor medida en Brasil – que permitieron darle un grado de fortaleza adicional a los precios.

Ahora bien, hoy nos encontramos parados en el mismo momento del ciclo, pero esta vez, cuando miramos hacia adelante, tenemos una perspectiva totalmente distinta a la de aquel entonces. En esta nueva campaña en la que nos estamos embarcando, sí debemos alertar sobre una cuota de riesgo en los precios con los que trabajamos.
Todo indica, que ese proceso de recomposición de existencias, comenzó a desarrollarse. La realidad es que, más allá de los distintos inconvenientes que nos toco transitar el año pasado – exceso de precipitaciones primero, y luego 60 días de verano con ausencia de las mismas – Sudamérica finalizó consolidando un ciclo de producción de soja muy bueno (Brasil 83 MM toneladas, Argentina 49 MM, Paraguay 9 MM, etc.). Ahora está tomando la posta Estados Unidos, donde el USDA acaba de confirmar que la superficie record del año pasado, no solo vuelve a repetirse, sino que ya está implantada. A sabiendas de que los rendimiento que se están utilizando en las proyecciones son optimistas – Soja 3.000 Kg. Y Maíz 9.800 Kg.-, no podemos dejar de reconocer que son logrables, y que de confirmarse, harán que ese proceso de recomposición de existencias, termine de confirmarse.

 

Lo que también nos viene informando semana a semana la oficina de agricultura de los Estados Unidos, es que el clima se viene comportando a pedir de los cultivos. Basta ver que tanto la soja como el maíz, tiene ubicado un 67% de su producción en la categoría “bueno y excelente”, datos que superan ampliamente a los registros que se tenían a igual fecha del año pasado (soja 45% y maíz 48%).
La consecuencia natural de esto la vemos en las cotizaciones diferidas en Chicago, que no hacen más que reconocer este cambio de escenario, que nos haría dejar atrás los ciclos de existencias bajas, para pasar a un nuevo período, que si bien hoy es proyectado,  indica que nos permitirá ver stocks más holgados.

 

En semejante contexto, el productor argentino tendrá que ampliar la lente de la lupa con la que revisa sus cuentas. Desarrollando esa labor, reconocerá que la soja Mayo 2014 en chicago cotiza a U$S/Ton 454 (120 dólares por debajo de la posición disponible), y que esto nos ubica en una CTP (capacidad teórica de pago del exportador) de U$S/Ton 275 para la soja local de nueva cosecha. El Mercado a término nos está ofreciendo un valor de U$S/Ton 286, que si bien a nadie le resulta atractivo – dado que la mayoría utilizó un valor de U$S/Ton 300 en sus presupuestos – debemos reconocer, que es un fiel reflejo de lo que nos indica el mercado internacional para el mediano plazo.
Si repetimos el ejercicio para el maíz, vemos que la posición Mayo 2014 en chicago cotiza a U$S/Ton 201 (68 dólares por debajo de la posición disponible) y que esto nos ubica en una CTP de U$S/Ton 155 para el maíz local de nueva cosecha. En este caso, el Mercado a término parece reflejar con más precisión aún, la equivalencia al mercado local, mostrando el viernes pasado un valor de ajuste para la posición abril 2014 de U$S/Ton 157.

 

En términos de precios, la complejidad del escenario está planteada. Habrá que comportarse con extrema responsabilidad, para no asumir riesgos excesivos en esta materia.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *