10 de julio de 2013 11:07 AM
Imprimir

Uruguay : Empresas ganaderas monitoreadas registran aumentos de costos de entre 5 y 10 por ciento

El ingeniero agrónomo Carlos Molina, técnico del Instituto Plan Agropecuario (IPA), sostuvo que las empresas ganaderas monitoreadas por la institución durante el ejercicio 2012/2013, que finalizó el pasado 30 de junio, repetirán los buenos resultados alcanzados en el período anterior, si bien registran aumentos de costos de entre un 5% y un 10%.

Molina opinó que es muy probable que cuando se procesen todos los datos, los resultados “sean parecidos a 2011/2012, aunque con algunas particularidades. Por ejemplo, el clima se comportó en este último ejercicio como hacía muchos años que no ocurría, de manera muy favorable para la producción”.
Explicó que, en el marco de ese clima favorable, es esperable un crecimiento moderado de la productividad en los predios que monitorea el IPA, dado el buen crecimiento de las pasturas que permitió un buen desarrollo productivo y reproductivo de la ganadería vacuna.
Según Molina, ese crecimiento de la productividad podría permitir hacer frente, por lo menos en parte, al crecimiento de los costos que nuevamente se volvería a dar en el ejercicio 2012/2013 por duodécimo año consecutivo.
Se estima que los costos en este último ejercicio se podrían incrementar entre un 5% y un 10% con relación al período anterior. Se trata de un nivel bastante importante de aumento, si se recuerda que el año pasado esos predios ganaderos estaban procesando un costo de alrededor de U$S 100 a U$S 110 por hectárea. Dijo a su vez que el dólar tuvo un comportamiento a favor de los costos, puesto que la mejora del valor de la moneda estadounidense recién se concretó en los últimos dos meses, a diferencia de lo que ocurrió en 2011/2012, cuando el dólar había incrementado su valor.
Por lo tanto, opinó a El Observador que se aprecia que el productor podría enfrentar en parte la suba de los costos con el crecimiento de la productividad, es decir la cantidad de kilos producidos por el buen comportamiento productivo y reproductivo de los ganados de la mano del mejor clima que tuvo el sector.
En cuanto a los precios, fueron muy parecidos al ejercicio anterior. El de los terneros fue apenas un 1,5% superior a 2011/2012, mientras que el precio del novillo gordo en pie subió entre un 1,5% y 1,8%.
Molina consideró que son buenos precios, que se mantienen en niveles históricamente altos en moneda corriente, pero que dejaron de crecer como lo venían haciendo en los últimos tres años.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *