10 de julio de 2013 00:15 AM
Imprimir

Betelgeux publica un libro sobre el control de Listeria monocytogenes en industrias cárnicas

CompartiremailFacebookTwitterAnte la creciente preocupación de la industria cárnica por controlar de manera eficaz Listeria monocytogenes, Betelgeux ha editado un libro en el que se repasan los aspectos fundamentales de la incidencia de este patógeno alimentario, así como los mecanismos para su control eficiente. En la redacción del libro han participado cinco expertos de diferentes departamentos […]

Ante la creciente preocupación de la industria cárnica por controlar de manera eficaz Listeria monocytogenes, Betelgeux ha editado un libro en el que se repasan los aspectos fundamentales de la incidencia de este patógeno alimentario, así como los mecanismos para su control eficiente.

En la redacción del libro han participado cinco expertos de diferentes departamentos de Betelgeux, ofreciendo una visión especializada que aborda los temas de mayor importancia para el control del patógeno como: la identificación de las condiciones que favorecen la aparición de contaminación persistente, la descripción de las condiciones de crecimiento de biofilms y su impacto en la descontaminación de las instalaciones, la importancia de la formación adecuada del personal y los procedimientos de limpieza y desinfección para garantizar las condiciones higiénicas adecuadas de las superficies en contacto con alimentos.

Listeria monocytogeneses uno de los patógenos alimentarios que causan mayor preocupación en la industria alimentaria actualmente. Esta bacteria es causante de la listeriosis, una enfermedad transmitida por los alimentos contaminados con un índice de mortalidad potencialmente muy alto, especialmente en grupos de riesgo como mujeres embarazadas, ancianos, recién nacidos y personas inmunodeprimidas.

La carne y los productos cárnicos, especialmente en el caso de los alimentos listos para el consumo, se consideran alimentos de alto riesgo debido a que sus características físico-químicas permiten su contaminación por Listeria monocytogenes.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *