20 de julio de 2011 08:23 AM
Imprimir

Por el cierre de la exportación, la cosecha de trigo no puede comercializarse

El vicepresidente segundo de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Luis Miguel Etchevehere, comentó a RADIO LA VOZ que la mitad de la cosecha de trigo de 2010 está guardada sin poder venderse, producto del cierre de las exportaciones interpuesto por el Gobierno; El dirigente no entendió las razones por las que "en este momento donde hay una demanda mundial terrible de trigo, no podemos venderle a nadie", teniendo en cuenta que el trigo que intenta comercializarse "no es apto para panificar", por tanto, no incide en la canasta familiar argentina.

El número tres de la Sociedad Rural, comentó que la mitad de la cosecha pasada de trigo está guardada porque “no tenemos a quien venderle”. Respecto a los créditos que otorgó el Gobierno para palear la situación hasta que hubiera precios favorables, “bueno, ahora tenemos que pagar el crédito y tampoco hay precios”.

“La Producción es un negocio – dijo – uno invierte, saca un determinada cosecha y cuando la cobra, paga el costo y con lo que quedó, sigue sembrando o trabajando en el campo y vivo con eso; ahora, no podemos vender, es increíble porque en este momento que hay una demanda mundial terrible de trigo, no podemos venderle a nadie y, por otro lado, no estamos desprotegiendo la mesa de los argentinos porque ese trigo no sirve para panificar”, especificó.

“El Gobierno, al haber cerrado la exportación, impide que podamos exportar nuestros trigo y, por ende, venderlo. No se puede creer es tan groseramente malo para la producción que, hasta parece increíble, cuando decimos estas cosas no nos pueden creer”, agregó.

Sobre la vuelta de los productores a las rutas, Etchevehere señaló que “no es que estamos malhumorados o que salió de tres reuniones de las ultimas dos semanas; hace cinco años que nos pasa lo mismo, es el quinto año consecutivo sin poder exportar nuestro trigo que no sirve para hacer pan en la Argentina”.

Respecto a cual es el destino de ese trigo que está guardado, el ruralista dijo que termina como alimento para los animales o “cuando aparece algún molino, nos compra mucho más barato de lo que debería pagar y así va marchando, por eso tenemos la mitad de la cosecha del año pasado guardado”.

“El Gobierno ayuda a que se carterice la exportación por un lado y los molinos por el otro”, añadió.

Etchevehere indicó que el trigo se siembra en julio, se cosecha en diciembre y se cobra; con esa plata, además de pagar los gastos, se siembra la soja. “Ese es el misterio – prosiguió – todo ese productor sacó un crédito, no pudo sembrar la soja o se endeudó peor para la cosecha de soja, doble endeudamiento; cuando, por otro lado, hay terrible demanda de alimentos en el mundo y que no perjudican, para nada, la canasta familiar argentina”.

Durante el año 2010, el sector agrícola invirtió 75 mil millones de pesos en todos los cultivos sembrados en el país y “el 80 por ciento del dinero que se utilizó fue a parar a los pueblos de donde eran los campos, fijate si no es un elemento que desarrolla el interior, que arraiga a la gente en el campo, que le da vida a nuestros del interior y, no entendemos las razones por las que el Gobierno frena de esta manera a la producción”.

Respecto a las medidas que ha impulsado el Gobierno provincial para palear la situación de los productores entrerrianos, el dirigente de la Sociedad Rural Argentina dijo: “Promesas incumplidas, un montón de promesas incumplidas, igual que todas las cosas del gobierno, no se cumplió nunca nada. Entre el 2009 y el 2010 el productor ganadero se tuvo que comer las vacas, porque le sacaron la renta, utilizó los vientres para poder pagar cuentas. Perdimos 12 de millones de cabezas, 12 de millones de cabezas tiene todo el Uruguay, 12 millones de cabezas tiene todo el Paraguay. Estos países, exportan más que la Argentina, no juntos, individualmente”.

Etchevehere calificó a la reapertura del ex frigorífico Swift como “fuente de corrupción clavada. En este momento están cerrando plantas frigoríficas en todo el país artificialmente porque el Gobierno no le otorga los ROE, osea, hay demanda brutal de carne a nivel mundial, todos quieren comprar carne y eso sería muy bueno para el país porque se exporta solo el 15 por ciento del animal y el 85 restante queda en el país; cuando más se exporta más carne y más barata queda en la Argentina, ahora tenemos carne cara porque no se exporta. El Gobierno no otorga los ROE y los frigoríficos cierran, hay que abrir la exportación de carne y por esa planta de Villa San José va haber 10 compradores y no meternos en otra aventura como ya hemos tenido en la provincia y que terminó muy mal”, recordando el caso del frigorífico Santa Elena

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *