20 de julio de 2011 10:31 AM
Imprimir

A pesar de la prohibición, el buque Harengus descargó en Mar del Plata

Contrariamente a lo que se había anunciado respecto que no se habilitaría a descargar sus capturas en Mar del Plata al buque congelador arrastrero Harengus, propiedad de una de las empresas del grupo Baldino, finalmente se confirmó que lograron su cometido inicial.

Este hecho vuelve a reflotar el debate sobre si existe o no impedimento legal que impida a una empresa que pesca en aguas nacionales a poder desembarcar sus capturas en un muelle distinto al dónde ese buque tiene registrado como puerto de asiento.
El Consejo Federal Pesquero, por su parte, había cerrado esta discusión al no hacer lugar al pedido de varias cámaras empresariales marplatenses que habían requerido una flexibilización de la normativa que rige las condiciones y requisitos del sistema de cuotificación.
Lo cierto es que el ascendente grupo empresario conformado por la familia Baldino tiene sobrados antecedentes que muestran su eficiente capacidad para hacer lobby, encontrar los intersticios para lograr sus objeticos o sus métodos para convencer a funcionarios.
El barco Harengus descargó en Mar del Plata, y lo habrían hecho bajo una medida de excepción en razón que se argumentó que debía ingresar a dique seco y resultaba inconveniente regresar a Puerto Madryn a desembarcar sus bodegas para luego entrar en un astillero.

Denuncia de la Asociación de Capitanes
La Asociación de Capitanes presentó una denuncia sobre esta situación ante las autoridades nacionales de Pesca y elevaron una nota al Consejo Federal para que den explicaciones por qué no se cumplió con las los requerimientos que establece el sistema de Cuotas Individuales Transferibles de Captura (CITC), y solicitaron que por la gravedad que, según ellos, amerita el tema debieran imponerse sanciones que resulten ejemplificadoras y que desalienten acciones de ese tipo.
El secretario Gremial de dicho sindicato, Rodolfo José Luis Pisauri, expresó que “hemos constatado que el barco Harengus descargó en el puerto de Mar del Plata a pesar que no debía hacerlo, sino traer lo pescando al puerto de Madryn. Corresponde que un barco con asiento en este puerto traiga sus capturas y por eso advertimos lo que ha pasado, queremos explicaciones y que también se apliquen sanciones correctivas, sino esto va a seguir ocurriendo y no lo vamos a poder parar”.
Asimismo, Pisauri avanzó sobre la cuestión y manifestó la intranquilidad que tienen los gremios por la cada vez mayor injerencia que tienen los inversores bonaerenses en la pesca patagónica. Siempre se mencionaron las sospechas que existían respecto de la compra de barcos de empresas de esta región para que luego sus capturas sean llevadas para reproceso en las plantas marplatenses que tienen costos productivos más bajos.
“Alegaron que debían entrar a dique y por la proximidad tenían que descargar en Mar del Plata, pero si así fuera, debiera ser esa la única descarga, y que la excepción no se transforme en la regla”, mencionó.

El avance de empresarios sobre pesqueras patagonicas
No obstante, el dirigente sindical reconoció que “hay cierta preocupación de los distintos gremios por el fuerte avance que han tenido los grupos empresarios marplatenses sobre las pesqueras de la Patagonia. Además del barco que era de la empresa Harengus y tiene un muy importante cuota de merluza asignada, Baldino también se habría quedado con Alpesca, aunque no se sabe bien en qué porcentajes ni qué injerencia real tienen, porque oficialmente no se ha dicho mucho. Lo que vamos a defender es que los barcos sigan con el mismo esquema de trabajo y con los mismos puertos base, y de no ser así se está frente a violaciones de la ley de pesca y corresponde que haya sanciones”, opinó.
Finalmente, se refirió a las grietas cada vez más evidentes que ofrece el actual modelo pesquero provincial, y sostuvo que “el esquema de pesca que tiene Chubut ha entrado en un letargo y nos tiene a todos cautivos. Considero que el gobierno debería permitirnos no solo a la Asociación de Capitanes, sino al resto de los gremios marítimos y de la actividad, participar en la discusión de fondo que merece hacerse de esto”, concluyó, en diálogo sostenido con la Revista Puerto.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *