13 de julio de 2013 16:42 PM
Imprimir

El manejo del sorgo granífero

CompartiremailFacebookTwitterSoy miembro de la regional Necochea de Aapresid. Preocupado por hacer más sustentable la producción agropecuaria, comencé a interesarme por aprender a manejar el cultivo de sorgo, tan importante por su aporte de carbono. En esta zona del sudeste bonaerense, con profundidad acotada por presencia de tosca que limita el almacenaje de agua, el sorgo […]

Soy miembro de la regional Necochea de Aapresid. Preocupado por hacer más sustentable la producción agropecuaria, comencé a interesarme por aprender a manejar el cultivo de sorgo, tan importante por su aporte de carbono.

En esta zona del sudeste bonaerense, con profundidad acotada por presencia de tosca que limita el almacenaje de agua, el sorgo es una alternativa aprovechando su rusticidad. Fue así que, en 2009, comencé a hacer ensayos con la Chacra Experimental de Barrow. Y hacemos una reunión abierta de intercambio en “El Totoral”, mi establecimiento, con productores y técnicos.

“El Totoral” se encuentra en el cuartel VI del partido de San Cayetano y desde 1991 es manejado por ambientes, bajos dulces, y tres categorías de acuerdo a la profundidad del perfil: 0-40 cm, 40 a 80 cm y más de 80 centímetros.

¿Qué aprendimos? Que en campos agrícolas el sorgo recibe un lote con menor problema de gramíneas anuales y perenne gracias a la soja. Que la producción de sorgo en el sur de Buenos Aires se ve limitada por el período libre de heladas, en promedio de 150 días. Si sembramos más allá del 20/11, si bien la emergencia es más rápida y pareja por la mayor temperatura, no solucionamos problemas de malezas y el llenado de grano se corre más hacia el otoño, cuando suele haber temperaturas muy bajas, inclusive heladas tempranas que pueden hacer que la producción de grano sea muy baja.

También aprendimos que los híbridos que mejor se adaptan son los ciclos cortos e intermedios a cortos. Además, aprendimos que en suelos con limitantes de profundidad es más peligroso pasarse de densidad que quedarse corto. En los mejores suelos apuntamos a 180.000 pl/ha, pero en suelos muy someros bajamos hasta 100.000 pl/ha. Si la densidad es excesiva, en sectores limitados la panoja no emerge o apenas despega. La siembra es preferentemente a placas, con distancia entre hileras 0,35 a 0,42 mts entre hileras.

Por otra parte, no hemos tenido problemas de mosquita del sorgo ni de cogollero. Si es importante el control de pulgones, ya que en casos que no lo hicimos se observó quebrado de tallo a la cosecha, con caída de panojas.

Un problema que apareció durante la campaña 2012/ 2013 fue el daño de pájaros en sorgos sin tanino. En esta campaña, rendimientos de 70 quintales en suelos someros alientan a seguir aprendiendo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *