15 de julio de 2013 11:48 AM
Imprimir

En Uruguay la actividad de faena logrará recuperación

Pasado el sofocón de junio, la actividad de faena irá recuperándose y finalizará el año cerca de 2,2 millones de vacunos. La industria frigorífica irá gradualmente consiguiendo más ganado y reduciendo sus problemas de uso limitado de su capacidad instalada.

Los productores, pasado junio y con el dato de la estabilización de los precios y de las lluvias que permiten la continuación de la buena situación forrajera, se reactivaron la semana pasada y ésta al mercado de reposición, que con muy poca presencia de la exportación en pie ha logrado sortear el mes pasado, donde también hubo una situación de incertidumbre. El factor clave es el precio y en el año agrícola 2012/13, como en el anterior, el piso de las cotizaciones resistió muy cerca de los U$S 2 por kilo vivo para el novillo, U$S 3,50 por kilo de carcasa. Una referencia que se cruzó en marzo de 2011 y que no ha vuelto a caer desde entonces. Más allá de que en las últimas semanas se ha producido algún ajuste, esa referencia parece sostenible, aunque no sea por la capacidad de los productores de regular la oferta y no aceptar precios menores, establece un informe de Blasina y Asociados. Este año los precios máximos ocurrieron en marzo cuando lograron un promedio superior a U$S 3,9 y desde ahí se han ido a los U$S 3,5 actuales. Es que la nueva zafralidad de los precios parece ser así. El año pasado superaron los U$S 3,8 en marzo, cuando se trabaja intenso para la Hilton, y bajaron en junio y julio cuando no hay urgencia para cumplir embarques destinados a Europa. También en 2011 los mayores valores se alcanzaron en abril y mayo, cuando el promedio de las operaciones superó U$S 4. Por el momento, y cabe esperar que sea la situación del resto del resto del año, la estabilidad de precios del ganado gordo debe seguir siendo la norma. Es necesario realizar todos los ajustes que sean requeridos para que la generación de terneros que viene tenga todas las alternativas comerciales abiertas y logre mantener también precios estables. Porque esa es la clave para que el crecimiento ganadero resulte sostenible.
Como resultante de la moderada oferta de vacas, el stock de vientres a mitad de este año superará los 4,5 millones y es posible que supere los mayores registros de la historia. Hay un enorme potencial de crecimiento que se jugará exactamente dentro de un año. Si los productores reciben señales que permitan mantener la inversión y previenen lo que será un invierno muy difícil, el crecimiento del sector cárnico no tiene techo, algo que los datos de este año ganadero que acaba de cerrar muestran con claridad.
ovejas
La faena de ovejas viene creciendo a una velocidad muy fuerte y eso es una señal de dudas respecto a persistir en la inversión en ese rubro. Los precios de la lana han tenido un fuerte ajuste de precios y entraron en receso en el mercado de referencia, Australia. En tanto los precios del cordero atravesaron un fuerte ajuste durante el año pasado, pero ahora están en una gradual pero persistente recuperación, impulsada por Brasil y complementada por China y la Unión Europea.
En el momento de mayor retención, un año atrás, la entrada de ovejas a frigoríficos fue menor a 200.000 animales cada 12 meses, mientras que en el último año superó las 300.000. Pero en términos de mediano plazo es todavía un nivel de venta moderado. Entre 2009 y 2010 la oferta de ovejas superaba las 500 .000 por año.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *