15 de julio de 2013 00:07 AM
Imprimir

Desmontaron casi una hectárea de frutales por día

Según estadísticas del Senasa en Neuquén, durante el 2012 307 hectáreas de frutales dejaron de ser productivas. Un informe del organismo advierte que desde el 2009 a la fecha, la zona productiva perdió 745 hectáreas en total.

 El último anuario estadístico elaborado por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) reflejó que la tendencia a la disminución de las tierras cultivadas en la zona que va desde Añelo a Senillosa no cesa. Durante el 2012, 307 hectáreas de frutales dejaron de ser productivas, marcando el desmonte de casi una hectárea por día.

El informe especial del organismo de contralor advierte al analizar los registros desde el 2009 a la fecha, que en esos tres años la zona productiva neuquina perdió 745 hectáreas de frutales, en su mayoría de pepita.

La contracción, fuertemente vinculada a la expansión de los loteos, hizo que mientras en el 2009 se contabilizaban 8.001 hectáreas de frutales en esa zona, el año pasado sólo quedaban 7.256. Es decir que la caída fue del 9,3% en tres años, siendo sólo durante el 2012 del 4,1%.

Mientras en Río Negro los guarismos generales de la comparación entre el 2011 y el 2012 arrojan un saldo positivo, del 0,9% en la cantidad de tierras cultivadas, en Neuquén ninguno de los frutales analizados mostró un crecimiento entre el 2011 y el 2012, y únicamente la producción de cerezas contaba a fines del año pasado con más hectáreas en producción que en el 2009.

La caída más pronunciada en la cantidad de hectáreas en producción se dio entre los frutos de carozo, que se contrajeron un 14,4%. Mientras que los frutos de pepita cayeron en el último año un 2,8%.

El pelón fue el peor

 

Precisamente entre los frutos de carozo el pelón registró una caída extrema con una reducción el año pasado del 33,9% en la cantidad de hectáreas plantadas que pasaron de ser 166 en el 2009 a sólo 99 el año pasado, en gran parte por la reducción registrada en San Patricio del Chañar que eliminó el 50% de la producción de este tipo de frutales en los últimos tres años.

En tanto que, según los registros del Anuario Estadístico del Senasa, la zona dejó de contar con plantaciones importantes de Damasco luego de que en el año pasado se eliminara la última hectárea que quedaba en Centenario.

Una situación en la que también se encuentran los cultivos de membrillo dado que sólo subsiste una hectárea.

El desmonte de las chacras se dio en el 2012 con mayor fuerza en San Patricio del Chañar que redujo sus frutales en un 26% y en Vista Alegre que también mostró un 19% menos de frutales. En tanto que la caída registrada en los años anteriores en Plottier y Centenario, de la mano de los loteos se redujo al orden del 5%.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *