16 de julio de 2013 12:46 PM
Imprimir

Argentina reflota antigua técnica que rota producción de arroz y peces

En Argentina saben que el uso de campos de arroz para el cultivo de peces proviene de China, país este que posee una larga historia en esta práctica cuyos orígenes están en la dinastía Wei que tuvo lugar en los años 220 – 265 DC. Pero la antigüedad de la práctica no la hace pasada […]

En Argentina saben que el uso de campos de arroz para el cultivo de peces proviene de China, país este que posee una larga historia en esta práctica cuyos orígenes están en la dinastía Wei que tuvo lugar en los años 220 – 265 DC.

Pero la antigüedad de la práctica no la hace pasada de moda ya que según ha publicado el portal Terra en Argentina buscan reactivar la práctica porque tiene un efecto productivo muy positivo. Por ejemplo, se menciona que las carpas plateadas durante el período de crecimiento del arroz, aumentaban su peso en 50 veces, y la carpa común, unas 20 veces.

A partir de 1949, estos cultivos se desarrollaron rápidamente, incluso con otras especies como bagres, tilapia y otros peces y a fines de la década del 80 se cosecharon 800 mil hectáreas con una producción media de 133 kilos por hectárea de peces y en las áreas más importantes, se alcanzaron los 15.000 kg/ha de arroz, acompañado de 1500 kilos por hectárea de peces.

De esa forma, según el Ministerio de Agricultura argentino, se logró incrementar la renta de las familias productoras y mejoró el cultivo de peces y arroz en conjunto.

FORMAS DE PRODUCCIÓN.

Básicamente hay dos formas básicas de producción de arroz, por un lado la rotación arroz- peces; y la otra el cultivo en conjunto, denominado co-cultivo.

La rotación consiste en el cultivo del arroz durante una estación y el de peces en la estación siguiente (a la manera en que Estados Unidos efectuó en varios de sus Estados, con su channel catfish).

EN EL CHACO.

Hace pocos años y por primera vez en el vecino país, en el norte de la provincia del Chaco, una empresa comenzó  una explotación de este tipo con el pacú como especie comercial.

La especie muestra un excelente crecimiento en sistema semi- intensivo en estanques excavados, con oferta diaria de balanceado de un 32% de proteína en engorde final y con prácticamente, un sencillo manejo de su producción, aporta una cosecha de 3 toneladas por hectárea en el sistema.

La empresa apunta a unas 400 hectáreas de cultivo de este tipo y ha dejado de lado el empleo de los usuales agroquímicos en los campos que emplea para esta rotación rentable, concluye Terra.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *