16 de julio de 2013 12:40 PM
Imprimir

Una empresa catalana opta por el “alquiler” de sus vacas frisonas con opción a compra

ESPAÑA : El granjero no se tiene que descapitalizar porque la paga en tres años a interés ICO

El alquiler con opción a compra, una fórmula con recorrido en sectores como el automovilístico, el inmobiliario y el de bienes de equipo, ha llegado finalmente A la ganadería de vacuno de leche: una empresa catalana es pionera en ofrecer este servicio que permite pagar la res en cómodos plazos. Fuentes de Cipsa Pecuaria, constituida en 1988 con el objetivo de mejorar la cabaña ganadera española con importación de Europa de los animales con “fenotipo” y “genotipo”, han explicado a Efeagro que no conocen a ninguna otra compañía que ofrezca un servicio similar. La principal ventaja, es que el leasing evita que el ganadero tenga que hacer grandes desembolsos para la compra de la vaca lechera. El granjero “no se tiene que descapitalizar porque compra la vaca y paga en tres años, a interés ICO” y, cuando termine el período, “el animal es suyo”, a la vez que recuerdan que, de lo contrario, el productor tendría que pagar de golpe 2.000 ó 2.200 euros en algunos casos.

   En cuanto a la inversión necesaria en esta fórmula de alquiler, ha recordado que al coste del animal debe sumarse el interés ICO y, la cifra resultante puede abonarse en 36 cuotas. Con estas cifras, el gasto mensual podría rondar los 58 euros para algunas operaciones, menos de 2 euros al día por frisona.

 

    Esa empresa familiar española acude al mercado internacional para adquirir para el productor lácteo en las subastas las mejores holstein o frisonas, habituales de los parajes de Países Bajos, Alemania, Austria o Francia y pone al profesional en contacto con el banco que finalmente es quien concede la financiación.

 

    Subrayan que el “leasing” es apropiado para cualquier bien que se produzca diariamente y, así, apunta que una vaca se ordeña dos o tres veces al día.

 

    “Un cerdo ya no. ¿Y una gallina?, pues podría entrar perfectamente en el leasing, porque pone huevos diariamente, aunque no me lo había planteado”, ironizan desde la compañía. Preguntado si esta novedosa actividad les reporta beneficios, agregan que “vamos creciendo, lentamente”.

 

Una alternativas ante la restricción de los créditos bancarios

 

 

    Pero se enfrentan a un momento en el que las entidades financieras restringen el crédito por la crisis y más aún al sector lácteo porque -apostillan- el producto no tiene un alto precio y los bancos “estudian mucho” el beneficio que pueden dar las vacas antes de conceder la financiación a los granjeros.

 

    También se enfrentan a la “mentalidad conservadora” -afirman-, ya que no todo el mundo entiende un alquiler de una vaca como si fuera una hipoteca de una vivienda, por lo que “hay que mentalizar” a bancos y ganaderos porque “el que prueba repite”.

 

    Actualmente han realizado operaciones en Galicia, Cornisa Cantábrica y Cataluña, aunque también en algunos otros puntos de toda España: “tenemos que recorrer muchos kilómetros”, agregan.

 

    “Somos especialistas en vacas”, comentan desde Cipsa Pecuaria, compañía que recuerda que los granjeros tienen que suscribir un seguro -en parte subvencionado por el Estado- para que “no corran riesgo con su inversión” por circunstancias negativas, como la muerte de una res.

 

    La firma también orienta al ganadero sobre los mejores animales o cómo alimentarlos adecuadamente para que sean más productivos. Apuntan que quieren ayudar al sector agrario a prosperar porque consideran que puede ser el fundamento para un crecimiento sólido y ayudar a España de salir de la crisis.

 

    De momento quieren centrarse en España aunque no descartan salir fuera porque han recibido peticiones de países como Portugal.

 

    Y sobre el futuro, se muestran optimistas del recorrido del sector y recuerdan que España tiene una oportunidad de negocio ante la creciente demanda de leche en polvo de países emergentes como China, que requeriría de una mayor productividad del alimento con animales, quizás, alquilados en cómodos plazos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *