18 de julio de 2013 11:03 AM
Imprimir

Grandes dificultades en la venta de ganado lechero en pie a China

URUGUAY : La fuerte competencia de Australia está dificultando que los exportadores uruguayos de ganado lechero en pie puedan concretar negocios con China, que hasta el año pasado era un fuerte demandante.

Más allá de las ventajas sanitarias y los menores costos de flete, el gran problema hoy para concretar negocios son los precios, aseguró a El País el exportador Rúben Urchitano, empresario que el año pasado colocó 12.300 terneras Holando en China.

“La situación interna que tienen los productores australianos es distinta a la de Uruguay. La situación interna de Australia permite hoy comprar terneras a 40% menos valor de lo que se compraban el año anterior. Eso les permite haber complacido a las cinco o seis empresas chinas que son las que compran ganado”, aseguró Urchitano.

Según su visión, “es difícil que hoy Uruguay pueda llegar con ganados a los precios que maneja Australia”. Es que el mercado interno “está bastante entonado, con precios buenos para vacas próxima a parir y parida, así como para los ganados preñados y eso lleva a que la ternera tampoco haya bajado de precio lo suficiente para comprar cantidades como para llenar un barco”, argumentó Urchitano.

Una vaquillona a parir vale alrededor de US$ 1.700; una vaca de galpón con buena producción cotiza alrededor de US$ 1.500; los ganados preñados para primavera que se están empezando a vender tienen un piso de US$ 1.300 y pueden ir hasta US$ 1.600; vaquillonas para entorar se pagan US$ 850 y las terneras tienen un precio de US$ 450 o US$ 500, dependiendo del tamaño y la calidad del ganado.

Urchitano aseguró a El País que su empresa hizo sondeos en el mercado interno y que tiene mucha cantidad de terneras ofrecidas. “Pensamos que algún barco vamos a sacar hacia China antes de fin de año, pero los precios no van a ser ni cerca los que se pagaban anteriormente. De todos modos, hay gente que tiene que vender”. Por más que el negocio esté apretado, lo que se busca es mantener el mercado abierto y operativo.

Urchitano aseguró que hay interés en comprar ganado en pie desde países como Rusia o Pakistán, pero el problema es que no se pueden hacer negocios porque todavía no existe un acuerdo sanitario. Brasil y Paraguay, destinos habituales para el ganado lechero uruguayo no están comprando y a Bolivia se está vendiendo muy poco. Las empresas se defienden con el mercado interno.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *