19 de julio de 2013 11:29 AM
Imprimir

En tiempos de márgenes acotados, buenas son las máquinas precisas

Agricultura de precisión. Los sistemas de corte por hilera y los hidroneumáticos de copiado en sembradoras ayudan a optimizar insumos.

La incorporación de máquinas precisas le impone a la agricultura cambios determinantes, a un ritmo vertiginoso. 

Una multinacional líder en el mercado de equipos agrícolas ya tiene definida la fecha en que va a dejar de fabricar sus plataformas de cosecha con sinfines. De esta manera, la compañía le dará lugar en forma definitiva a los modelos drapers , una tecnología altamente probada por su eficiencia de cosecha, capacidad de trabajo y ahorro de combustible.

Otra empresa, pero esta de capitales argentinos, presentará la próxima semana en la Exposición Rural de Palermo un nuevo cabezal de cosecha para maíz sin hileras, toda una innovación para el mercado argentino.

 

Será la solución para cosechar un maíz sembrado a 35 ó 42 centímetros de separación entre hileras, o directamente en cualquier sentido y distancia. Para Mario Bragachini, especialista en maquinaria agrícola, se trata del mayor invento en los últimos 10 años en eficiencia de cosecha.

Qué hay y qué viene. Estas tendencias son sólo algunas de las muchas que se están volcando al mercado y que pudieron escuchar productores, técnicos y contratistas rurales durante el 12ª Congreso Internacional de Agricultura de Precisión y Séptima Expo de Máquinas Precisas, que comenzó el miércoles y termina hoy en el Inta Manfredi.

“Hoy nadie podría vender maquinaria en Argentina y en el mundo sin asistencia y automatismo electrónico; de allí lo estratégico del desarrollo y agregado de valor que otorga la agricultura de precisión (AP) a la maquinaria agrícola en general”, aseguró Mario Bragachini, coordinador del proyecto Agricultura de Precisión y Máquinas Precisas del Inta y uno de los organizadores del curso internacional.

La adopción de la agricultura de precisión en la Argentina viene a buena marcha. De ser inexistente hace casi 20 años, ocho millones de los 33 millones de hectáreas que se implantan en la actualidad son manejados con esta tecnología.

Según Juan Pablo Vélez, técnico del Inta Manfredi y coordinador de un modulo de AP, el 23,6 por ciento del área recibe aplicaciones con herramientas de aplicación variable de insumos.

Se trata de una herramienta clave para maximizar los costos de los insumos y realizar una agricultura más amigable con el ambiente.

Herramientas competitivas. Entre las novedades y tendencias mundiales en la tecnológica de AP que se vieron en la exposición en Manfredi y que apuntan a una agricultura más eficiente, se destacan:

El corte por hilera en siembra. “A qué productor le gusta gastar 400 dólares de más en un cultivo de maíz para que rinda menos, y aplicar dosis de fertilizantes para generar fitotoxicidad”, se preguntó Bragachini durante su disertación al inicio de la primera reunión plenaria.

Para solucionar las superposiciones de nutrientes, el corte por sección en sembradoras, tanto para la aplicación de semillas como en pulverizadoras, para el suministro de agroquímicos, es una tecnología que ya está disponible.

“Actúa mediante un software específico que lo ordena y evita, así, la superposición”, precisó el técnico.

Cosecha de maíz a diferentes distancias. Una tendencia de corto plazo prevé sembrar el maíz a la misma distancia que la soja, auguró Bragachini. La cosecha será resuelta por cabezales equipados con nuevos puntones, más agudos y de bajo perfil, con sistema de cadenas que guían a las plantas.

“Permitirán cosecha el maíz a 35 o a 42 centímetros”, destacó el especialista. Una empresa cordobesa ya trabaja en el desarrollo de un cabezal con esta tecnología; lo presentará la próxima semana en la Rural de Palermo, y es probable que largue al mercado unas 10 unidades en la nueva campaña.

Fertilizante líquido como arrancador en la línea. Los técnicos en AP lo identifican como el próximo avance en la agricultura nacional.

Según Bragachini, el fertilizante sólido irá desapareciendo en las sembradoras y dará paso a los formulados líquidos, que ya están disponibles. “Es un arrancador líquido con dosis fija”, adelantó.

Una bomba a pistón se encarga de que el líquido llegue a su lugar en el lote. También se puede usar para inocular.

Sistema hidráulico de presión variable para sembradoras. Es la última tecnología disponible en los cuerpos de las sembradoras para hacer más eficiente la labor de implantación.

“Se pasó del resorte al pulmón neumático y ahora llegó el turno del sistema de amortiguación neumático, que permite modificar la carga y la presión del cuerpo”, agregó Bragachini.

La empresa Baratero, ubicada en Almafuerte y fabricante de amortiguadores para automóviles de competición, desarrolló un sistema de amortiguación hidroneumático que fue probado por el Inta.

Según estas evaluaciones a campo, el sistema de control de carga con amortiguador hidroneumático tuvo el impacto esperado en cuanto a la uniformidad de siembra y distribución de semillas sobre el surco.

A seis centímetros de profundidad de siembra, el amortiguador aventajó al resorte en un plus de rendimiento de 640 kilos por hectárea.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *