21 de julio de 2011 10:41 AM
Imprimir

En 5 meses, la Afip presentó 33 denuncias contra el campo

Las causas iniciadas por la delegación regional entre febrero y junio representan una evasión total de 33,7 millones de pesos. Ni una de las actuaciones incluye a firmas de otros sectores de la economía

La Afip de Río Cuarto tiene la mira puesta en la campo. Tanto que todas las denuncias que presentó en lo que va del año apuntaron a ese sector: acopios, productores, criaderos, feed lots. En apenas cinco meses -desde febrero hasta junio de este año-, la delegación riocuartense inició 33 causas en los tribunales por una evasión total estimada de 33,7 millones de pesos.

La información fue aportada por la sede regional del organismo, que detalló que incluso hay denuncias por evasión agravada que pueden tener penas de hasta 9 años de prisión efectiva.

Al analizar por sectores, en cinco meses se hicieron 18 acusaciones formales de evasión en el Juzgado Federal de Río Cuarto. El monto global de la evasión llegaría a casi 12,9 millones de pesos, con una cifra promedio de 716 mil pesos.

De ese total, en Río Cuarto se presentaron 9 denuncias por evasión simple, es decir, las que implican un monto superior a 100 mil pesos por cada tributo y cada ejercicio anual, según señala la ley nacional 24.769.

Además, en el Juzgado de Carlos Ochoa hay dos denuncias por evasión agravada; es decir, que contemplan montos eludidos de más de un millón de pesos y que incluyen condenas de prisión efectiva de entre tres años y medio a nueve años de prisión. Sin embargo, las causas por evasión tributaria suelen ser de resolución lenta porque las maniobras, que contemplan prestanombres y empresas fantasma, son complejas y difíciles de desentrañar.

Las demás denuncias presentadas en Río Cuarto revelaron delitos de insolvencia fiscal fraudulenta, apropiación indebida de tributos y denuncias por apropiación indebida de recursos de la seguridad social.

La delegación local de la Afip incluye un radio regional amplio. De las 33 presentaciones, 12 se realizaron en el Juzgado Federal de Bell Ville. En esa zona el monto denunciado es sensiblemente superior al de Río Cuarto. En el sudeste cordobés, una zona
sumamente rica en la actividad agropecuaria, la cifra que detectó el organismo nacional ascendió a los 20,3 millones de pesos. Es decir, los números estuvieron por encima de los de Río Cuarto, con un promedio de casi 1.700.000 pesos por cada caso.

En Bell Ville, cinco denuncias fueron por evasión simple, una por evasión agravada (por montos superiores al millón de pesos en un ejercicio fiscal) y el resto se dividió entre acusaciones por obtención fraudulenta de beneficios fiscales, apropiación indebida de tributos y apropiación de recursos de la seguridad social.

En cuanto a la zona de Villa María, los casos apenas fueron dos, por un monto de sólo 181 mil pesos. Una de esas denuncias fue por obtención fraudulenta de beneficios fiscales y la restante incluyó una acusación por apropiación indebida de recursos de la Seguridad Social, que contempla penas de prisión de hasta seis años por retener aportes o contribuciones.

En la ciudad de Córdoba solamente se presentó una denuncia por un total de 338 mil pesos y el delito fue el de evasión simple.

En los últimos años, principalmente desde que el gobierno nacional puso la lupa sobre la actividad agropecuaria, en Río Cuardo hubo hechos resonantes que, en su mayoría, continúan en etapa de investigación. Uno de los que más revuelo generaron fue el denominado escándalo de los cheques, que desentrañó una extensa red que se dedicaba a reclutar indigentes que inscribían como monotributistas y aparecían como pantallas para los verdaderos dueños del cereal, que vendían su producción en negro y evadían el IVA y Ganancias.

Durante 2011, no hubo ninguna denuncia que incluyera un rubro de la economía que no fuera el campo.

Este año, la Afip realizó allanamientos en las más importantes empresas cerealeras de la región.

Qué dice la ley 24.769

La ley penal tributaria establece penas de prisión para el delito de evasión, siempre y cuando el monto implicado supere los 100 mil pesos.

En el caso de la evasión simple, están previstas condenas de entre dos y seis años de prisión a quien hiciera ocultaciones maliciosas o engaños para evadir una suma superior a 100 mil pesos por tributo y por ejercicio fiscal. Cuando la cifra evadida exceda el millón de pesos, la pena será de entre tres años y seis meses de prisión a nueve años. Esa misma condena se aplica cuando intervienen personas interpuestas para ocultar la identidad del verdadero vendedor.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *