22 de julio de 2013 13:10 PM
Imprimir

El Gobierno regulará toda la exportación de lácteos

Será a partir del 1º de agosto. Hasta ahora, la medida sólo incluía a las leches en polvo, larga vida y quesos. Dulce de leche y yogures deberán solicitar permiso.

En las industrias lácteas no se explican cuál es el motivo, lo que sí tienen en claro es que las perjudica. A partir del 1º de agosto, el Gobierno nacional dispuso extender el trámite de obtención del registro de operaciones de exportaciones (ROE) para todos los productos lácteos (ver gráfico).

Hasta el momento, los únicos derivados de la leche que estaban alcanzados por el denominado ROE blanco, creado en 2006, eran la leche en polvo, quesos y la leche larga vida (UAT). Ahora se sumarán a la habilitación burocrática el yogur y otros fermentados, dulce de leche, helados, lactosuero, manteca y otras materias grasas de la leche, lactosa, leche en polvo maternizada, caseína y caseinatos y lactoalbúminas.

La nueva disposición no tiene resolución oficial. Por ahora, la comunicación de que entrará en vigencia a partir del mes próximo la medida aplicada por la Unidad de Coordinación y Evaluación de Subsidios al Consumo Interno (Ucesci) se da a conocer cuando las empresas ingresan al sistema para registrar las operaciones de exportación.

Incidencia. Si bien el mayor volumen de las exportaciones lácteas está integrado por la leche en polvo y los quesos, todos productos que ya requerían del ROE, el resto de los lácteos –en muchos casos derivados de alto valor agregado– son parte del mix de comercialización al exterior que manejan las empresas.

En el caso de los productos frescos y de alto valor agregado, como yogures, postres y flanes, la tramitación del ROE blanco puede poner en riesgo los envíos, aseguran desde las industrias. Más allá de que los embarques de lácteos al exterior requieren de una habilitación de calidad, que por lo general se emiten en un plazo ya establecido, las liberaciones que ahora deberá realizar la Ucesci podrían complicar la comercialización. Demorar más de lo previsto un embarque de yogures, postres y flanes puede significar, además de malograr el envío por su carga perecedera, perder el mercado.

Desde los sectores de la producción, se criticó la medida oficial. Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) consideró que la generalización a partir de agosto del ROE a todos los productos de lácteos es un nuevo avance del Gobierno nacional en sus políticas de intervenciones distorsivas.

Según indicó CRA, la medida fue adoptada por la Ucesci a instancias de la Subsecretaría de Lechería de la Nación y señaló que va en contra de la necesidad que tiene el sector de agilizar sus exportaciones, mejorar su competitividad y fortalecer su inserción internacional.

“Todas estas circunstancias se dan en este contexto en que el mercado internacional ofrece un marco de negocios altamente favorable para una actividad que necesita destinar a la exportación no menos del 25 por ciento de lo que produce anualmente”, cuestionó CRA en un comunicado.

Menor participación. En los primeros cinco meses del año, las exportaciones de productos lácteos que aún no están alcanzados por el ROE blanco representaron 42 por ciento del volumen total comercializado. En dinero, los embarques reportaron 176 millones de dólares, lo que representó 35 por ciento del volumen exportado total que alcanzó los 500 millones.

Uruguay, en el mercado de yogures; Chile, en dulce de leche; Rusia, en manteca; Canadá, en caseína; y China, en sueros, son los principales destinos de los productos lácteos que serán alcanzados por las nuevas exigencias de ROE, de acuerdo con los datos aportados por la Aduana y la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip).

En relación con los primeros cinco meses de 2012, la performance exportadora total del sector lácteo en lo que va del año cayó 16,9 por ciento en volumen; mientras que en divisas, los embarques se redujeron 25 por ciento.

El Programa de Estabilización de Precios de Productos del Sector Lácteo Destinados al Mercado Interno, en cuyo marco funcionan el registro de exportaciones, fue creado por el Gobierno nacional a los fines de desacoplar de las cotizaciones internacionales los precios domésticos.

En Argentina, la producción láctea es superior a la demanda del mercado interno, con lo cual las exportaciones son indispensables para colocar los excedentes y evitar que los productores tamberos sufran bajas en el valor que perciben por la leche.

Por estos días, el mercado interno de lácteos se encuentra al tope de abastecimiento, con alrededor de 210 litros por habitante al año, con lo que las operaciones de comercio exterior ayudan a complementar el negocio de las empresas.

Para la primavera, la industria proyecta un pico de producción que hará necesario tener muy bien aceitados los mecanismos de exportación para poder colocar en el exterior los saldos de materia prima.

Indicadores

Menor producción. En los primeros cinco meses del año, la producción nacional de leche cayó 9,57 por ciento respecto de igual período del año pasado, según la encuesta que elabora el Ministerio de Agricultura de la Nación.

Caída en las exportaciones. Entre enero y mayo, los envíos de productos lácteos al exterior cayeron 16,9 por ciento en volumen y 25 por ciento en divisas.

Precio FOB. 4.663 dólares por tonelada fue el valor que se pagó por la leche en polvo entera durante junio.

Por Alejandro Rollán

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *