22 de julio de 2013 23:29 PM
Imprimir

Precio del trigo candeal se regirá por referencias internacionales

CHILE : A partir de agosto operará un "modelo de descubrimiento de precios", similar al que se emplea con el arroz. En el proyecto participaron los distintos actores del mercado, mediados por Odepa, y tiene como objetivo asegurar la sustentabilidad del producto y transparentar el proceso de compra.

Florencia Polanco Uno de los puntos débiles que tiene el mercado del trigo candeal, materia prima para fabricar pastas, es la forma en que se establecen los precios. Mientras que en otras partes del mundo, como Estados Unidos, todos los valores se determinan de acuerdo con los de las bolsas internacionales, aquí se determina entre los compradores y tomando como referencia el comportamiento del trigo blanco panadero, una clase de grano totalmente diferente.

Esta situación, sostienen los productores, no solo genera desconfianza, sino que también debilita el compromiso y la sustentabilidad de la cosecha.

“Cuando uno sabe cuánto te ofrecerán por tu producto, puedes calcular cuánto sembrar y si conviene hacerlo”, explica Francisco Maldonado, administrador de la Sociedad Agrícola Vista Hermosa, ubicada en Melipilla, que tiene más de 170 hectáreas de candeal sembradas. 

Pero las condiciones están por cambiar. El mismo modelo de “descubrimiento de precios” que se impulsó hace algunos años para el arroz comenzará a ser aplicado sobre este trigo. Después de que los distintos actores de la industria discutieran cómo desarrollar el proyecto, entre ellos los productores, las empresas compradoras y la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa), el modelo está listo para su debut. 

Hoy se realizará un acto en Chillán para difundirlo, con la participación del ministro de Agricultura, Luis Mayol, los anfitriones de la Asociación de Agricultores de Ñuble, las tres empresas asociadas al trigo candeal -Carozzi, Suazo y Luchetti- y los productores. Por su parte, Odepa está elaborando los procesos internos para generar el indicador y comenzar a publicarlo a partir de agosto de 2013.

“Para nosotros, como líderes dentro del mercado, era muy importante tener un abastecimiento de trigo candeal garantizado. Además, dentro de nuestras políticas está definido darles prioridad a los cultivos nacionales, versus la importación de granos. Es por eso que inventamos este método, porque queremos asegurar la sustentabilidad del cultivo, transparentar el proceso y hacerlo más objetivo”, comenta Juan Luis Ibarra, gerente de abastecimiento y logística de Carozzi, empresa que trabaja con mil productores. 

Lo que hace este modelo es tomar como referencia el comportamiento internacional del trigo para fijar un valor referencial. Y para homologar el precio de los granos chilenos con los extranjeros -cada mercado funciona bajo sus propios parámetros- se considerarán otros aspectos, “como la calidad del producto, la cantidad que se compra y el riesgo de precios”, explica Ibarra. Por eso es importante resaltar que este método no fija un precio final, ya que cada empresa tiene sus propios métodos de premio y castigo por calidad. 

Según especifican en Odepa, “al ser un sistema basado en los precios del trigo hard red winter, cotizado en Kansas, se podrán tomar instrumentos de securitización de precios, tanto por los productores como por la industria, en forma confiable y muy transparente. Adicionalmente, se podrán estimar los márgenes brutos por hectárea, al momento de la siembra, de manera más precisa que lo que se podía realizar a la fecha”. 

Apoyo de los productores 

Los agricultores que siembran candeal también fueron protagonistas del acuerdo. Para ellos, la aplicación de este modelo no solo les brinda mayor seguridad para su negocio, sino que, además, los impulsa a sentirse comprometidos. “Encuentro que es una iniciativa súper positiva, sobre todo para los productores de la Región Metropolitana, porque en el período de cosecha nuestro no sabíamos cuánto nos pagaría la industria. Entonces, entregábamos el trigo a las empresas a ciegas, lo que es bastante complicado”, comenta Francisco Maldonado. 

Otro de los aspectos positivos que rescatan es que el proceso será más justo y transparente.

“En muchas ocasiones se generan asimetrías entre los productores y las empresas respecto de los precios, así que en ese sentido, es muy bueno, porque tendremos un respaldo que nos dará mayor seguridad”, recalca Santiago Fuentes, quien junto a su padre, Francisco Fuentes, tienen 70 hectáreas de este producto sembradas en Aculeo. 

“Estableciéndose este modelo creemos que podremos trabajar en otros temas que tienen que ver con la mejora de la calidad industrial, con el apoyo a los agricultores en el desarrollo del cultivos con mayor rendimiento, con requerimientos de inocuidad, asuntos que son muy importantes hoy día para el rubro de los alimentos”, sostiene Ibarra, quien también rescata “lo importante que es generar lazos entre las empresas y los productores, con el fin de asegurar la sustentabilidad del negocio”. 

En este punto, el cómo ha evolucionado el mercado del arroz desde que se impulsó este modelo sirve de ejemplo. Al transparentarse el proceso, especifican en Odepa, los lazos entre las empresas y los agricultores se han reafirmado, ha aumentado la competitividad del sector y se ha podido “avanzar en otros temas estratégicos, como la incorporación de Chile al Flar, lo que ha facilitado dar un salto significativo en términos de manejo productivo”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *